spot_imgspot_img

Dimite Lieberman, el superhalcón de la política israelí

Redacción Internacional – El viceprimer ministro israelí y titular de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, reputado como un «superhalcón» de la política de su país, anunció hoy su dimisión para «limpiar» su nombre de las inculpaciones por abuso de confianza y fraude desveladas ayer.
 

Lieberman, no obstante, precisó que concurrirá a las elecciones legislativas del próximo 22 de enero, en las que su partido, el ultranacionalista Israel Beitenu, forma una lista conjunta con el derechista Likud, del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Nacido en Moldavia el 5 de junio de 1958, cuando esta república formaba parte de la URSS, Lieberman representa en la actualidad una de las facciones más radicales de la corriente revisionista o derechista del sionismo, completamente refractaria a cualquier acuerdo con los palestinos, al menos en las circunstancias actuales.

Al tiempo, Lieberman combina sus posiciones derechistas con el populismo y el laicismo, lo que le acarrea buena cantidad de votos entre las clases medias y bajas.

Lieberman, cuyo partido es el más popular entre los judíos procedentes de la antigua Unión Soviética, se ha manifestado contrario a que el estamento religioso regule aspectos de la vida de los israelíes, como el matrimonio o el divorcio.

Asimismo, siempre se ha mostrado partidario de que los árabes de Israel y los judíos ultraortodoxos hagan el servicio militar sin ningún tipo de restricción o concesión y en pie de igualdad que sus demás conciudadanos, lo que denota, por un lado su afán en pro de un solo Estado, y, por otro, que lo laico prime sobre lo religioso.

En este sentido, Lieberman, siguiendo la tradición del revisionismo sionista, considera que Cisjordania ocupada forma parte del Gran Israel, por lo que siempre se ha mostrado partidario de impulsar la política de asentamientos judíos en ese territorio, que para la derecha israelí recibe el nombre bíblico de Judea y Samaria.

Después de trabajar como locutor en Bakú (Azerbaiyán), Lieberman emigró en 1978 junto a su familia a Israel, donde tras realizar el servicio militar estudió en la Universidad Hebrea de Jerusalén Ciencias Políticas y Sociales.

Fundador del Foro Sionista de los Judíos Soviéticos, Lieberman fue miembro de la Junta de la Corporación Económica de Jerusalén y de la Secretaría de Consejo de la rama sindical de la Unión Nacional de Trabajadores entre 1983 y 1988.

De 1993 a 1996 ejerció como director general del derechista partido Likud y de 1996 a 1997 fue director general de la oficina del Primer Ministro, en aquella época Benjamín Netanyahu.

Más tarde, en 1999, fundó el partido ultranacionalista Israel Beitenu (en hebreo «Israel es Nuestro Hogar»), que también presidió y que compaginó con la edición del periódico Yoman Israel.

Lieberman fue elegido por este partido miembro del parlamento (Knesset) en 1999 y en marzo de 2001 fue designado ministro de Infraestructuras Nacionales en el gobierno de coalición presidido por Ariel Sharón, cargo que ocupó hasta marzo de 2002.

De febrero de 2003 a junio de 2004 ejerció como ministro de Transportes, fecha en la que Sharón le cesó junto a otro ministro de su gobierno al oponerse a su plan de evacuación de los colonos de Gaza, el conocido como «Plan de desconexión».

En marzo de 2006 se presentó al frente de Israel Beitenu a las elecciones legislativas en las que consiguió 11 escaños, apenas uno menos que el Likud y que ganó el partido Kadima, liderado entonces por Ehud Olmert.

El 31 de octubre de 2006 fue nombrado ministro de Asuntos Estratégicos -cartera de nueva creación- después de que el Parlamento aprobara el ingreso en el Gobierno de su partido lo que le convirtió en la quinta fuerza de la coalición liderada por Olmert.

El 16 de enero de 2008 Lieberman abandonó la coalición de gobierno ante su desacuerdo con las negociaciones de Olmert con los palestinos y el posible desalojo de los asentamientos judíos considerados ilegales por el país.

El 10 de febrero de 2009, Israel Beitenu logró 15 escaños en las elecciones legislativas, lo que le convirtió en la tercera fuerza más votada, por delante del Partido Laborista, lo que a su vez sirvió para que el líder del Likud, Benjamin Netanyahu, pudiera formar un gobierno de coalición gracias a su apoyo y el de grupos ultraortodoxos, además del Partido Laborista.

El 31 de marzo Netanyahu lo incluyó en su nuevo gabinete como ministro de Asuntos Exteriores en sustitución de Tzipi Livni.

En agosto de 2009 la Policía de Israel recomendó a la Fiscalía del Estado su procesamiento bajo los cargos de fraude, blanqueo de dinero, acoso a testigos y obstrucción a la justicia.

Dos años más tarde, el 13 de abril de 2011, la Fiscalía anunció su intención de imputarle por estos delitos, pero no prosperó.

En octubre de 2012 pactó con el Likud de Netanyahu una lista conjunta para participar en las elecciones legislativas de enero de 2013.

Finalmente el 13 de diciembre de 2012 fue inculpado de los cargos de abuso de confianza y fraude y al día siguiente anunció su dimisión.


spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,753SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img