San José.- La Policía de Control de Drogas (PCD) de Costa Rica detuvo hoy a un costarricense, con antecedentes, que transportaba 153 kilos de cocaína ocultos en un camión de bebidas.
 

El Ministerio de Seguridad Pública informó por medio de un comunicado de prensa que detuvo a un sujeto de apellidos Guzmán Camacho, quien cuenta con antecedentes desde el 2011 por el delito de apropiación irregular y quien era requerido por la Justicia costarricense.

Según el reporte de las autoridades, el camión transportaba refrescos gaseosos de una reconocida empresa de bebidas, sin detallar la marca, así como tarimas plásticas.

Los 153 kilos de cocaína venían ocultos en un sistema de refrigeración llamado «Thermo King».

El decomiso se realizó en el puesto de Peñas Blancas, fronterizo con Nicaragua.

El sujeto enfrentará cargos por tráfico de drogas, castigado en Costa Rica con un máximo de 20 años de cárcel.