Detenidos en Acapulco dos presuntos autores de la matanza de 22 personas

México – La policía federal detuvo en Acapulco a dos presuntos autores de la masacre de 22 personas perpetrada a principios de mes en dicho puerto sureño, la mayoría de ellas decapitadas y arrojadas frente a un centro comercial.
 

Según informó hoy la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en un comunicado, los agentes interceptaron a una célula del Cártel Independiente de Acapulco compuesta por siete personas.

Entre ellas estaban José Lozano Martínez «El Lozano», de 21 años, «jefe de homicidas» de la organización, y Jaime Campos Ruiz, «El Chueco», de 37.

Ambos confesaron haber tomado parte en el asesinato en masa de 22 personas el 8 de enero en Acapulco, quince de ellas decapitadas.

En el lugar se encontraron narcomensajes que llamaban a desistir del control del contrabando de estupefacientes en la zona.

Aunque en principio se atribuyeron al poderoso cártel de Sinaloa, al parecer correspondían a la organización a la que pertenecían los dos sujetos detenidos, el Cártel Independiente de Acapulco.

Los independientes de Acapulco son ex integrantes del cártel del Pacífico Sur -encabezado por el ya detenido Edgar Valdez Villareal, «La Barbie» -a su vez una escisión del cártel de los Beltrán Leyva, separado en su día del de Sinaloa.

A esta organización se le vincula también con el secuestro y asesinato de 20 turistas del estado de Michoacán, confundidos con sicarios rivales.

Hasta el momento, se había difundido que la masacre fue ordenada por el ahora preso Carlos Montemayor González, alias «El Charro», que tomó el control parcial del cartel del Pacífico Sur cuando se detuvo a «La Barbie».

La detención de los independientes acapulqueños tuvo lugar cuando unidades de la policía federal detectaron un convoy sospechoso, cuyos integrantes se dieron a la fuga y abandonaron tres vehículos con rastros de sangre.

Tras una persecución, la policía logró detener a siete personas e incautarse de diverso armamento de gran calibre, una granada y ocho vehículos.

Dos de los detenidos, según se especificó, eran conocidos por llevar máscaras de lucha libre mexicana cuando asesinaban.

Acapulco, uno de los principales destinos de sol y playa del turismo nacional, vivió en 2009 y 2010 un periodo sangriento, con centenares de muertos, por la violenta disputa de la plaza por los cárteles de la droga y las rencillas y escisiones de éstos.

Está situado en el estado de Guerrero, cuya zona serrana es conocida por la siembra de cultivos para elaborar estupefacientes.

La mayor parte de las muertes violentas relacionadas con el crimen organizado acaecidas en la zona -así como en el resto del país- fueron de extrema violencia, y permanecen impunes, identificándose por lo general a las víctimas como sicarios.

Lo + Nuevo

22,264FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte