Buenos Aires.- Un hombre de nacionalidad mexicana fue detenido hoy en Buenos Aires en el marco de un operativo contra el narcotráfico, después de atrincherarse en su casa con su esposa embarazada y sus suegros como rehenes.
 

«Con negociación se solucionó la toma de rehenes», declaró a medios locales el secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni, que detalló que «todos se encuentran bien».

El suceso se produjo cuando la Policía intentó ingresar a un apartamento para incautar documentación relacionada con una investigación contra una banda de narcotraficantes.

El detenido, un mexicano de entre 30 y 35 años, se enfrentó a los agentes a tiros y se atrincheró en el domicilio, en el barrio porteño de Belgrano, con su mujer embarazada y sus suegros como rehenes.

Uno de los agentes que participaron en el operativo resultó herido en el brazo durante el tiroteo.

La inseguridad se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la sociedad argentina, según sondeos, y ha generado reclamos al Gobierno desde la Iglesia y la oposición.