spot_imgspot_img

Detenida acusa a la Policía de Nicaragua de amenazarla de muerte

Managua.- La madre de un líder juvenil disidente de Nicaragua denunció este viernes que fue amenazada de muerte en una delegación de la Policía Nacional en donde fue trasladada y retenida junto con uno de sus hijos por razones supuestamente políticas.

La denuncia llega en medio de una ola de arrestos contra dirigentes políticos opositores, a menos de cinco meses de las elecciones generales de noviembre.

«Me querían hacer firmar un papel que decía que estamos en contra del Gobierno (de Daniel Ortega), que somos golpistas, (y) como no quise firmar, el paramilitar (civil armado) le preguntó a un policía: ¿le aplicamos la ‘ley plomo’ a esta?», relató a Efe la empresaria Verónica Wyman, cuyo hijo, Joseph Wyman, miembro de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, fue arrestado ayer y dejado en libertad horas después.

Según la empresaria, el oficial respondió al «paramilitar» que no.

La palabra ‘plomo’ tiene dos connotaciones en Nicaragua y ambas usadas por los sandinistas: «patria libre o morir» o una amenaza de muerte emitida por los civiles armados -tildados de paramilitares por los opositores- que actúan con la complicidad de la policía.

Wyman, dueña de una agencia de viajes, afirmó que los policías llegaron acompañados de «sicarios» a allanar su negocio y a arrestar a su hijo.

«LOS PARAMILITARES TIENEN MÁS PODER QUE LA POLICÍA»

En una serie de mensajes publicados en Twitter por el joven tras ser liberado por la Policía bajo la orden de «casa por cárcel», sin haber enfrentado un juicio, confirmó que los civiles armados «tienen más poder que la misma Policía».

«Saber que paramilitares tienen más poder que la misma Policía, y que tienen pase libre para lo que sea, es lo que más aterra como sociedad», publicó Wyman.

El joven aseguró que al llegar a la estación policial fue «interrogado, torturado psicológicamente, amenazado, y golpeado por paramilitares y la policía sandinista».

La policía no agredió físicamente a Verónica Wyman ni a una trabajadora de su oficina, quienes no fueron trasladadas como investigadas, como en el caso del joven, sino solamente para ser interrogadas y firmar un papel, confirmó la empresaria.

Sin embargo, su hijo denunció al «Estado criminal en el que vivimos todos los ciudadanos nicaragüenses, sin ningún tipo de garantía y sin derechos constitucionales».

El líder juvenil es el primero de la ola de arrestos contra políticos opositores que ha sido sacado de una sede policial y enviado a «casa por cárcel».

LISTA DE DETENIDOS

La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, consuegro del presidente Ortega, mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, a quienes los acusa de «traición a la patria».

Además, a dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un exdirigente empresarial, un banquero, cuatro activistas y dos excolaboradores de una ONG que han sido detenidos en las últimas dos semanas bajo la acusación de diversos delitos.

Las detenciones de opositores se dan a falta de cinco meses para las elecciones generales de Nicaragua, que se celebrarán el próximo 7 de noviembre, en las que el presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007, busca una nueva reelección.

En esos comicios estará en juego 42 años del dominio casi absoluto que tiene sobre la política nicaragüense el presidente Ortega.

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,669SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img