Desunidos, nacionalistas instalan convención

Tegucigalpa – Los nacionalista acuden este jueves 15 de marzo, coincidiendo con la fecha de cumpleaños del general Tiburcio Carías Andino, a su convención ordinaria, en medio de un agitado ambiente político interno que deja ver la separación entre corrientes y acrecenta las dudas en torno a sus posibilidades de triunfo en los comicios generales de 2013.
 

El evento anual de los azules se celebra pese al desacuerdo del presidente del Comité Central, Ricardo Álvarez y su movimiento “Salvemos Honduras”. El también alcalde de Tegucigalpa aduce que las circunstancias de luto nacional tras el incendio de una cárcel de Comayagua, que cobró 361 víctimas mortales y el incendio en los mercados de Comayagüela, que dejó reducidos a cenizas más de cinco mil puestos y por ende sin ingresos a unas 20 mil familias, no daban lugar a pensar en una fiesta política.

“Frente a la legalidad y la justicia debe prevalecer la justicia” dijo Ricardo Álvarez para respaldar su decisión.

Igualmente, el ex ministro de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi), Miguel Pastor, manifestó que las circunstancias nacionales ameritaban hacer una tregua en la actividad política e indicó que su posición es coherente con sus convicciones.
Pastor fue destituido de su cargo hace escasas semanas y se ha declarado un perseguido.

Otros líderes nacionalistas opinaron de igual forma y para confirmar sus posiciones, el ex canciller Mario Canahuati, Eva Fernández y una veintena de diputados agrupados en la Alianza Parlamentaria Nacionalista junto a un significativo número de convencionales comparecieron en la sede del Comité Central ubicada en el Obelisco donde hicieron públicas sus opiniones sobre el tema.

En medio de ese ambiente, el sector de nacionalismo, conocido como el ala “oficialista” y que pugna por el liderazgo del presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, consideró fundamental instalar la convención para cumplir con el mandato de los estatutos del organismo político.

La convención servirá al presidente del Congreso Nacional como un ejercicio de precalentamiento antes de su lanzamiento, que está vez parece ser el definitivo después de tres concentraciones, en las que ha evocado por la unidad de su partido.
Tenemos toda la maquinaria del partido trabajando para hacer el lanzamiento más grande que se han tenido en la historia del partido Nacional dijo a periodistas la diputada Wesly Vásquez.

Otra de las colaboradoras del presidente del Congreso dijo que pasará en el seno de la máxima asamblea del partido Nacional en la pudiera prevalecer la tesis de posponer su celebración para momentos menos trágicos o determinarse destituir al presidente del propio Comité Central, Ricardo Álvarez.

Esfuerzos presidenciales

La convención se da en medio de denuncias de persecución política a lo interno del nacionalismo, en un ambiente donde los esfuerzos de los ex presidentes Ricardo Maduro y Rafael Leonardo Callejas por unificar posiciones aún no cuajan.

Igualmente el propio presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha llamado a los ministros y colaboradores cercanos a no practicar el sectarismo en el gobierno. Les ha pedido no perseguir a nadie por su filiación política. El gobernante hizo la advertencia a su gabinete en la reunión de ministros el martes de esta semana.

Miguel Pastor sostiene que es desde el Legislativo de donde se practica el sectarismo, se imponen decisiones y se remueven funcionarios.

En tanto, Ricardo Álvarez insiste en que la unidad nacionalista debe ser real y no de discurso.

Convención es un evento particular: Anduray

Fernando Anduray, también precandidato presidencial nacionalista, pidió a los convencionales actuar en coherencia con los principios del partido Nacional y centrar la agenda en las circunstancias que a su juicio comprometen el triunfo azul en las elecciones generales de 2013.

Calificó la convención de este 15 de marzo como “un evento particular del presidente del Congreso y de los diputados a los que considera su propiedad y eso dará lugar a la manipulación”.

Hernández, quien está al frente del movimiento “Azules Unidos” ha dicho que no responderá los señalamientos y que “para pelear se ocupan dos”.

A lo que ocurren a lo interno del Partido Nacional se ha referido este miércoles el precandidato liberal, principal fuerza opositora, Mauricio Villeda, quien ha pedido a Juan Orlando Hernández retirarse de la presidencia del Legislativo para no utilizar ni tiempo, ni recursos del gobierno en la campaña política.


El país

Los nacionalistas ganaron las elecciones generales en noviembre de 2009, en circunstancias sui géneris debido a que en junio de ese mismo año el entonces presidente Manuel Zelaya salió del poder tras intentar instalar una consulta al margen de la ley, a fin de instalar una asamblea nacional constituyente.

El último semestre de 2009, en un gobierno interino, se produjo las elecciones generales que dejaron a Porfirio Lobo como presidente del país.

Lobo tomó la administración hondureña y le correspondió dedicar el primer año de su gestión a restablecer relaciones con más de un centenar de países y organismos internacionales. Igualmente ha tenido que gobernar intentando reconciliar al país.

Para este 2012 Honduras enfrenta una deuda interna que se estima en 48,000 millones de lempiras (unos 2,483 millones de dólares), que representan el 44 por ciento de todo el endeudamiento estatal de Honduras.

La violencia sigue siendo un detonante que afecta a la población. Informes de Comisionado nacional de los Derecho Humanos dan cuenta que cada 74 minutos debe enfrentar una muerte violenta.

Pero en medio del sombrío ambiente, los nacionalistas no muestran signos de manejar una agenda común de cara a hacerle frente a los problemas nacionales en cerca de dos años que les queda de gestión y mucho menos frente a los comicios generales que se verificarán en noviembre del año entrante.


Compartir

spot_img

Más noticias

23,504FansMe gusta
39,537SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img