spot_img

Despega cohete Falcon Heavy con dos satélites de las Fuerzas Armadas de EEUU

Por:

Compartir esta noticia:

Miami.– El poderoso cohete Falcon Heavy de la compañía privada SpaceX despegó este martes desde Cabo Cañaveral (Florida) con dos satélites de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en su cúspide.

En una mañana brumosa, el cohete operacional más poderoso del mundo se elevó desde una plataforma del Centro Espacial Kennedy a la hora prevista, las 9.41 hora local (13.41 GMT), y dos minutos y medio después, tras superar la velocidad del sonido, los dos cohetes laterales de la primera etapa del Falcon Heavy se separaron.

A los cuatro minutos del despegue, el cohete central de la primera etapa también se separó y la segunda etapa del cohete continuó el trayecto previsto para esta misión, llamada USSF-44 y encargada por la Fuerza Espacial de EE.UU.

Poco después de ocho minutos del lanzamiento, los dos cohetes laterales aterrizaron con éxito uno cerca del otro en una plataforma de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral para su posterior reutilización, en los que fueron los aterrizajes número 150 y 151 que efectúa la firma privada de sus cohetes.

El lanzamiento de hoy es el cuarto vuelo del Falcon Heavy, el cual consta de tres núcleos de cohetes Falcon 9 que forman un compacto propulsor que se eleva impulsado por 27 motores Merlin con la potencia de 18 aviones comerciales.

Este cohete de 70 metros de altura y 12 metros de ancho realizó su primer vuelo de prueba en 2018, cuando puso en el espacio un coche Tesla, al que le siguió otros dos lanzamientos en abril y junio de 2019, en el último de los cuales envió un grupo de satélites experimentales por encargo de las Fuerzas Armadas de EE.UU. y de la NASA.

En el lanzamiento de este martes, la parte central de este trío no será recuperada y caerá en el Atlántico.

Unas seis horas después del despegue, los dos satélites «clasificados», de los que no ha trascendido información, entrarán en órbita geoestacionaria a unas 20.000 millas (32.000 km.) por encima de la línea ecuatorial terrestre.

Las autoridades de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral alertaron a los vecinos que el lanzamiento produciría un «estampido sónico», tanto durante el despegue como en el aterrizaje de los dos cohetes laterales.

Al Falcon Heavy le esperan más vuelos por realizar, en especial luego de que en julio la NASA otorgara a SpaceX un contrato de 255 millones de dólares para el lanzamiento en 2026 del telescopio espacial Nancy Grace Roman por medio del Falcon Heavy.

La firma de Elon Musk desarrolla un cohete más poderoso aún, el Starship, el cual podría tener su primer vuelo de prueba en el espacio hacia fines de este año.

(ir)

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img