spot_imgspot_img

Desbordadas (106 %) las Unidades de Cuidados Intensivos del país

Tegucigalpa – Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) se encuentran desbordadas en Honduras, así lo informó la Secretaría de Salud (Sesal)en su reporte diario sobre la situación hospitalaria en las 22 regiones sanitarias del país.

–     Este martes fallecieron 13 personas en los hospitales de Tegucigalpa.

–     Unas 18 personas fallecieron en hospitales del interior del país.

Según la Secretaría de Salud la capacidad de UCIs en Honduras es de 90 cupos, sin embargo 91 pacientes se encontraban en las salas UCIs, pero de acuerdo al Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) un total de 96 personas se encuentran ingresadas en esas salas (106%).

Además el sistema hospitalario público nacional tiene capacidad para mil 517 personas internas y en este momento se encuentran mil 368 internas en los 33 hospitales entre de especialidades, generales y básicos, incluido un centro de triaje de la capital. Es decir que la ocupación sanitaria en es de 90.18 % una de las cifras más altas alcanzadas este año.

Tegucigalpa sin capacidad de atención

El informe oficial detalla que los cuatro hospitales de Tegucigalpa, están colapsados: el Hospital Escuela registra una ocupación de 117 pacientes, eso representa un 105 % y la UCI está en un 142 %, ya que cuenta con 17 personas internas, cuando su capacidad es para 12 cupos.

El Hospital María, Especialidades Pediátricas, no tiene espacio para más, sus salas de atención para COVID de adultos como para menores está al 100 %. Mientras que sus dos unidades de cuidados intensivos de mayores como infantes se encuentra a un 100 % de su capacidad instalada.  

Por su parte la ocupación en el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP) registra 111 pacientes en salas de atención al coronavirus (81%), su unidad de cuidados intensivos está al 100 %. El Hospital General San Felipe, tiene 90 personas y su capacidad es de 100, por ende su ocupación supera el 90 % y 100% en UCI.

La situación de la zona norte y occidente

Los hospitales de San Pedro Sula, Cortés departamento de la zona norte de Honduras, no se encuentran colapsados pero todo indica que no están lejos de llegar esos límites, ya que el Hospital Mario Catarino Rivas tiene una ocupación de 61 % en salas COVID, pero en su UCI cuenta con 16 pacientes cuando su capacidad es para 12, está en 133 %.

Y el Hospital Leonardo Martínez, alberga en este momento 73 pacientes, eso quiere decir que su ocupación es de  86 % y solo tiene cupo para 13 personas. Otros cinco hospitales del interior del país operan arriba del 100 % y 14 de ellos están al borde del colapso.

El Hospital General del Occidente, registra 85 % en sus salas de COVID, pero un 100 % en la UCI con cupo para 20 personas, Asimismo el Hospital San Francisco de Juticalpa con 90 %; el Hospital del Sur en Choluteca, que apenas tiene cuatro espacios en la UCI con un 80 % y el Hospital Manuel de Jesús Subirana de La Esperanza que opera al 138%.

Y el centro de triaje que funciona en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) del Distrito Central, con características similares a las de un hospital de escala básica, tiene internos a 53 personas, solo cuenta con dos cupos y su ocupación de atención es de 96%.

Las anteriores cifras indican que la ocupación hospitalaria a nivel nacional es arriba del 90%; ya que 19 de los 32 hospitales operan en situación alarmante (58%), incluso algunos de ellos están rebasados de pacientes afectados por el mortal padecimiento que ya cobra la vida de unos 8 mil hondureños y hondureñas.

El subdirector del Hospital Escuela, Franklin Gómez

Los jóvenes nuevas victimas

Las máximas autoridades del Hospital Escuela, reportan que muchos jóvenes están muriendo por COVID-19 en ese centro asistencial, que se mantiene abarrotado y está a punto de abrir una nueva sala por la alta demanda.

El subdirector del máximo centro asistencial del país, Franklin Gómez, dijo que en las últimas horas fallecieron seis personas, de las que dos eran jóvenes que ni siquiera tenían enfermedades de base.

Asimismo apuntó que entre los pacientes hospitalizados en las salas COVID, hay niños desde los dos meses hasta 10 años, una situación que preocupa porque el virus demuestra no ataca a todos los segmentos de la población.

“Los dos jóvenes que murieron hoy tenían entre 24 y 30 años, esto nos llama a la reflexión porque se trata de personas que no tenían comorbilidades”, indicó.

Desconcentrar vacunación de DC y SPS

El vicepresidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Samuel Santos, cuestionó la determinación de las autoridades sanitaria en priorizar la vacunación en San Pedro Sula y el Distrito Central, ya que descuidaron las jornadas de inmunización en el resto de los municipios de Honduras.

En ese sentido, le profesional de la medicina, criticó que el gobierno se haya enfocado en realizar jornadas de vacunación este fin de semana en las dos principales ciudades de Honduras.

“Al concentrar las vacunas en estos dos municipios que son importantes y sí debe vacunarse la gente de estos municipios, pero sin descuidar la vacunación en los otros municipios de Honduras”, se quejó el galeno.

Mencionó la situación que atraviesa el municipio de Tela, donde la sala COVID del centro hospitalario está saturado y no cuenta con suficientes médicos, enfermeras y medicamentos para su atención.

El alcalde Edy Agenor Chacón

La pandemia en el interior del país

El municipio de Sulaco en el departamento de Yoro está en rojo por el alto porcentaje de positividad y mortalidad por COVID-19, por lo que la ayuda de las autoridades centrales es urgente, dijo el alcalde Edy Agenor Chacón.

El edil, dio a conocer que en los últimos días el virus se ha vuelto muy agresivo y “casi todas las personas a las que se les hace la prueba salen positivas, y ya han fallecido varias personas en todo el municipio”.

Añadió que particularmente detectaron que en  la comunidad de San Antonio, hay un foco de infección del virus y “en el mes de julio hemos perdido más de 12 personas solo en ese lugar”.

El doctor Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social.

La población se relajó y ahí están los resultados

El doctor Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de la zona norte del país, dijo que el desbordamiento del sistema hospitalario nacional es producto del relajamiento de la población en cuando a las medidas de bioseguridad.

En ese sentido al galeno, asegura que por la falta de compromiso en las medidas de protección, no se podrían esperar resultados distintos, por eso vio a bien hacer un nuevo llamado para la ciudadanía, para que regrese a estricto cumplimiento a las medidas de bioseguridad porque de lo contrario el escenario será peor.

Advirtió que en los últimos días, la positividad del COVID-19 en la zona norte del país, pasó de u 31 % a un 47 %, por lo que asegura que la situación ya es preocupante, porque eso indica que el relajamiento es mucho mayor ahora y que además la vacunación es todavía muy lenta.  

Honduras registra 300 mil 572 casos positivos de COVID-19 y 7 mil 902 decesos desde que se detectó el primer caso del virus en marzo de 2020, según el último del  Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager). JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,518SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img