spot_img

Desalojan a migrantes haitianos de campamento en frontera norte de México

Por:

Compartir esta noticia:

Matamoros (México) – Cientos de migrantes haitianos y venezolanos, principalmente, fueron desalojados este martes de un antiguo campamento en la ciudad de Matamoros, fronteriza con Texas, por autoridades municipales, estatales y federales tras saber que se había retomado la actividad en el lugar.

Ante la unilateral reapertura por parte de los migrantes, autoridades acudieron para cerrarlo de nueva cuenta y, de esta manera, impedir su funcionar.

En 2018, en una zona del río Bravo, en Matamoros, se instaló un asentamiento irregular donde miles de migrantes centroamericanos y de otros países vivieron bajo tiendas de campaña, sin servicios básicos, situación que provocó irregularidades por lo que los gobiernos quieren evitar un resurgimiento.

“Queremos evitar desmanes; hace unos años vivimos la presencia alta de migrantes ya que se detectaron delitos desde venta de alcohol y hasta de prostitución y ahora queremos evitar ese tipo de delitos”, declaró a EFE el encargado de Seguridad Pública de Matamoros, Tamaulipas, Jorge Orizaga.

Una oleada de haitianos, sumada a los venezolanos que siguen siendo deportados, ha suscitado que en este municipio fronterizo, que colinda con Brownsville (Texas), los albergues esté rebasados y debido a ello tengan que dormir en la vía pública.

Este martes, funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) de México y agentes de la Secretaría de Marina, Guardia Nacional, Policía Estatal, entre otras instancias, intervinieron para pedir a los extranjeros que desalojaran el sitio donde ya realizaban actividades como lavar su ropa y descansar.

“Nosotros estamos en contra de los campamentos, no queremos campamentos por las situaciones irregulares que se vivieron dentro de ellos”, enfatizó la presidenta de la organización “Ayudándoles a Triunfar”, Gladys Cañas Aguilar.

Recordó que la localidad atraviesa por una crisis tras la llegada de grupos numerosos de migrantes de Haití, ya que una asociación les informó que cruzar por esta frontera era sencillo, sin tomar en cuenta que el permiso humanitario que expide Estados Unidos depende de cada caso.

“Desgraciadamente estamos recibiendo un flujo alto de migrantes y como siempre Matamoros no está preparada para una migración de esta naturaleza, nos falta de todo, albergues, ropa, agua, comidas para ellos”, indicó.

Miles de migrantes

Este martes, por medio de una iglesia católica de Brownsville, Texas, se recibieron 200 platillos para entregarlos a los migrantes de Haití y Venezuela, que ya esperaban en la puerta de “Ayudándoles a Triunfar”.

Cañas Aguilar calculó que ya hay unos 2,000 migrantes en esta localidad con el objetivo de tratar de cruzar a Estados Unidos, pero mientras eso sucede tienen que sortear toda clase de inconvenientes que los ponen en riesgo.

“No pedimos, exigimos seguridad en los alrededores porque es responsabilidad de la autoridad”, demandó.

Añadió que se registró el ataque a una mujer -por seguridad, no reveló su identidad- que fue deportada a las 06:00 horas y fue agredida, pero se rehusó a interponer denuncia contra los que cometieron el presunto delito.

En los últimos meses, México vive un constante flujo migratorio hacia Estados Unidos, que ha puesto en jaque a las autoridades tanto en su frontera sur con en la norte que comparte con Estados Unidos.

Según la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) más de 58,000 personas solicitaron refugio en México durante la primera mitad de 2022, un aumento interanual del 14.88 %. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img