spot_imgspot_img

Demandan a agencia de medios globales de EEUU por interferencia política

Washington – Cinco exfuncionarios de la Agencia de EEUU para Medios Globales (USAGM, en inglés) demandaron a esa entidad por presuntamente violar el derecho a la libertad de expresión y tratar de interferir políticamente en el servicio de Voice of America (VOA).

La querella, presentada el jueves ante la corte del Distrito de Columbia y difundida este viernes por medios locales, también va dirigida contra el director ejecutivo de la USAGM, Michael Pack, y otros funcionarios.

«Este caso trata sobre la politización insidiosa del periodismo, que amenaza no sólo a los medios independientes financiados con fondos públicos» de EEUU, sino «la reputación» del país para “defender una prensa libre en todo el mundo», indica la demanda.

 La Agencia de EEUU para Medios Globales agrupa, entre otros, Voice of America (VOA), Radio Free Europe /Radio Liberty, Radio y Televisión Martí y Radio Free Asia, que llegan, en conjunto, a una audiencia de aproximadamente 350 millones de personas.

La demanda «busca reivindicar los principios básicos de la Primera Enmienda que protegen la independencia y credibilidad de las organizaciones de medios de comunicación financiados con fondos públicos de este país, como Voice of America, que están bajo el asedio de la Administración actual», señaló Theodore J. Boutrous, quien lidera el equipo legal que entabló la acción, en un comunicado enviado a la emisora de radio NPR.

Entre los demandados se encuentra Pack, confirmado en junio pasado por el Senado como CEO de la USAGM después de que lo nominara hace más de dos años.

Según NPR, desde que Pack asumió el cargo «ha marginado a ejecutivos y ha despedido a líderes de Voice of America y las otras redes gubernamentales que supervisa», al tiempo que ha investigado e incluso castigado, a periodistas responsables de ciertas historias sobre el presidente estadounidense, Donald Trump, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, y las protestas raciales.

«Las tareas básicas, como comprar papel higiénico y contratar servicios de limpieza -esenciales durante la pandemia-, languidecieron», indicó la demanda, según la cual la USAGM dispone de un presupuesto anual de más de 800 millones de dólares y alrededor de 3,000 empleados.

NPR menciona, entre otros, que Samuel Dewey, uno de los demandados y principal asesor de Pack, apoyó las investigaciones sobre las coberturas del servicio en urdu a la campaña de Biden y del periodista de VOA Steve Herman sobre Trump.

Tras la investigación, el editor en jefe digital del servicio en urdu recibió «licencia administrativa» y cuatro contratistas fueron despedidos.

Dewey, quien, según el documento de la demanda regularmente tuitea a favor de Trump y en contra de la prensa, pidió en las últimas semanas a los líderes de Voice of America que le informaran de qué periodistas estaban trabajando en las diferentes historias.

También ha solicitado participar en reuniones de cobertura de noticias sobre temas electorales y ha planteado inquietudes sobre el contenido político del punto de vista de las historias.

Otro de los hechos incluidos en la querella es la decisión de Pack de que «revisará personalmente y decidirá si renovará las solicitudes de visado J-1 caso por caso», lo que ha afectado a numerosos periodistas de VOA, ya que, de acuerdo con la demanda, está controlando la contratación y despido de reporteros extranjeros en violación de las protecciones legales.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img