Bogotá.- Las autoridades colombianas decomisaron dos cargas que suman 1,3 toneladas de marihuana de tipo «creepy» en el suroeste del país, en sendos operativos que sólo dejaron una persona capturada, informó hoy el Ejército.
 

La Tercera Brigada del Ejército explicó en un comunicado que en la primera acción participaron soldados del Batallón de Infantería 8, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía y la policía judicial, y que se registró entre los municipios de Guachené y Padilla del departamento del Cauca (suroeste).

De acuerdo con la institución armada, este cargamento era de 1.239 kilogramos y pertenecía supuestamente al Sexto Frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuyos integrantes al parecer lo transportaban desde el municipio de Corinto.

Ante la presencia de los uniformados, los presuntos dueños de la droga la escondieron en una plantación de caña de azúcar, donde después fue incautada por la fuerza pública.

El segundo hecho se registró en la vereda El Paso de la Bolsa de Jamundí, municipio del departamento vecino del Valle del Cauca, también en el suroeste colombiano, cuando un individuo transportaba en su camioneta 100 kilogramos de marihuana tipo «creepy», considerada de alta calidad.

El conductor del vehículo, que se dirigía hacia Cali, capital del Valle del Cauca, fue detenido y puesto a disposición de las autoridades competentes.

Los paquetes del estupefacientes estaban rodeados por una cinta con la bandera de Colombia, por lo que las autoridades creen que la carga iba a ser enviada fuera del país.

El Ejército calcula que los 1.339 kilogramos de marihuana podrían venderse en más de 350.000 dosis en la calle con un valor total de unos 2.000 millones de pesos (alrededor de un millón de dólares).

En lo corrido del año, la Tercera Brigada se ha incautado de 2,6 toneladas de marihuana, según afirmó el comunicado.