Tegucigalpa – El comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Ramón Custodio López, no cree que haya existido legalidad en el paso de los 18 presuntos periodistas mexicanos de la cadena de Televisa, por el territorio hondureño, como lo asegura el titular de Migración y Extranjería, Venancio Cervantes.
 

“Yo no creo que el papel de un director de migración, deba ser; si todo esta legal, ¿Cómo puede ser legal? Tanto tránsito y tantas veces, tantos ciclos migratorios de las mismas personas a las que luego se les decomisa, 9.2 millones de dólares. Yo quisiera tener la sangre fría de estos funcionarios que dicen que todo esta dentro de la legalidad, pero no puedo tenerla, mi conciencia no me lo permite”, expresó.

En conferencia de prensa ofrecida el pasado lunes, el ombudsman reveló que su consideración es que “no es primera vez que pasan por el territorio nacional”.

Resaltó que en cada puesto fronterizo existen autoridades migratorias, de hacienda, de aduanas, Policía de Fronteras y Policía de Transito, a quienes los presuntos periodistas tuvieron que presentar documentos por todos los automóviles en los que circulaban.

Consecuentemente exigió que “el director general de Migración (Cervantes), nos tendrá que dar una explicación, el director de Tránsito, el señor director de lo que sea… tienen que explicar al pueblo hondureño, porque somos paso de ladrones y paso de la droga, tenemos el derecho a saberlo, los que queremos una Honduras diferente”.

Cervantes había señalado que los 18 presuntos periodistas pasaron legalmente por territorio hondureño.

Al tiempo que detalló que la comitiva de supuestos periodistas ingresó el 19 de agosto por la zona occidental del país, aduana El Florido, donde se les revisaron los pasaportes. “Ellos dijeron que iban de tránsito por Honduras y les dimos espacio de 72 horas para que cruzaran por nuestro territorio”.

Igualmente, Cervantes explicó que los ciudadanos aztecas abandonaron Honduras el 20 de agosto por la aduana Las Manos, zona fronteriza con Nicaragua.

Asimismo justificó que a Migración solo le corresponde la revisión la documentación, misma que correspondía a las personas que pasaron por la respectiva aduana, pero que no les corresponde el escrutinio del equipo y vehículos “porque ese no es trabajo de Migración”.