spot_imgspot_img

«¡Cuidate!», le gritan a Chávez sus seguidores

Caracas, 17 mar (EFE).- «¡Cuidate!» y «¡Reposo!» se oyó hoy corear a los cientos de seguidores que fueron a apoyar al presidente venezolano, Hugo Chávez, en su primer acto público desde que regresó de la Habana, donde permaneció las últimas tres semanas tras ser operado de un nuevo tumor canceroso.
 

Entre las risas de los miembros de su Gabinete, que acompañaron al jefe de Estado en el llamado Balcón del Pueblo del palacio presidencial de Miraflores, Chávez se comprometió a cumplir «disciplina de recluta» para superar la recaída de su enfermedad.

«¿Repollo?», bromeó haciendo ver que no entendía la petición de reposo de sus fieles.

Al frente del país desde 1999, Chávez es conocido por sus maratonianos discursos y ha admitido en varias ocasiones que descuidó durante muchos años su salud, durmiendo muy poco y comiendo mal y a deshoras.

«Reposo, reposo, bueno está bien, voy a descansar hoy, mañana, estos días», prometió el gobernante, de 57 años.

«Ahora tengo que comenzar el tratamiento de la radioterapia, en los próximos días, la radioterapia para atacar cualquier nueva amenaza. Este cáncer no podrá con Chávez tampoco», continuó el presidente.

Chávez llegó ayer a Venezuela después de tres semanas en Cuba donde, el pasado día 26 de febrero, le fue extirpado un tumor canceroso, recurrencia del cáncer del que fue intervenido hace casi nueve meses en la Habana y del que no se han dado detalles, más allá de que afectó la zona pélvica.

Una masa «roja rojita» equipada con banderas y carteles con mensajes como «Gracias a Dios, Chávez estás bien», «Pa’lante Comandante» o «Chávez te amo» dieron hoy la bienvenida al país al presidente.

«Desde que mi Comandante fue presidente estoy luchando hasta el fin del mundo por él y aquí estaré con viento y marea», dijo a Efe Marina Soto, jubilada de 68 años, quien aseguró acudir a este tipo de eventos para «pagar» todo lo que Chávez ha hecho por los pobres.

«Eso es lo más grande de la vida, es nuestro comandante Chávez, que está bellísimo, con salud, porque las oraciones de nosotros le han dado mucha vida», señaló esta caraqueña enfundada en una camiseta roja, el color que simboliza el proyecto político gubernamental.

Oswaldo Sánchez, un artesano de 30 años, se encontraba también en Miraflores para apoyar «cien por ciento» al presidente tal y como lo ha hecho los últimos trece años.

«Este es el único líder que tenemos y que tendremos», dijo el joven artista asegurando que le veía «bastante mejorado y listo para la batalla del 7 de octubre», fecha de las elecciones presidenciales en las que el mandatario busca su tercera reelección y competirá contra Henrique Capriles, el candidato de la oposición, de 39 años.

En las inmediaciones del palacio presidencial, los recuerdos «socialistas» y «revolucionarios» se amontonaban en las manos de vendedores ambulantes como Rodolfo Chirinos, que animaba a los transeúntes a llevarse, por ejemplo, un muñeco de Chávez repitiendo conocidas consignas políticas.

«¡Chávez para siempre!, ¡No volverán!», gritaba Chirinos al tiempo que comentaba a Efe que veía al presidente «fuerte como un león».

Chirinos asegura que sólo le pide al presidente una cosa: «Que gane las elecciones, más nada».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,526SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img