spot_img

Cuando un “supuesto” error periodístico pudo precipitar una tercera guerra mundial

Por:

Compartir esta noticia:

Análisis de Alberto García Marrder / Especial para “Proceso Digital”.

Acabo de participar en una charla en directo con la principal emisora de radio de Honduras, HRN, sobre la guerra de Ucrania, y el moderador nos preguntó si había habido un peligro de una tercera guerra mundial con el incidente de unos misiles, supuestamente rusos, caídos en Polonia.

Inmediatamente yo contesté, desde Madrid, que sí, que estuvimos a punto de un conflicto mundial. Y que nos salvamos por los pelos, ya que Polonia es un país miembro de la Alianza Atlántica (OTAN), y los demás están obligados a defenderla contra Rusia. Ucrania no lo es.

Pero entonces no conocía muchos detalles. Ahora qué si los sé, lo que realmente pasó, los puedo revelar.

Los países occidentales miembros de la OTAN, especialmente Estados Unidos, se apresuraron a confirmar que esos misiles eran ucranianos y que por error llegaron a Polonia. Eso a pesar que en la capital ucraniana, Kiev, tienen muchas dudas y prefieren pensar que eran rusos.

Restos de uno de los mísiles rusos. (Foto JOStrumillo).

Esas dudas alcanzaron gravedad cuando un periodista muy prestigioso de la agencia norteamericana “Associated Press” (AP), James LaPorta,  envió un breve “flash” informando que misiles rusos habían llevado a cabo ese ataque en la frontera con Polonia, matando a dos vecinos polacos. Como fuentes sólo mencionaba a una “alta fuente militar de la OTAN”, cuya identidad LaPorta no quiere ni puede revelar.

LaPorta, especializado en temas de seguridad nacional, fue despedido de la AP, por ser responsable de un boletín noticioso del 15 de Noviembre, ”que erróneamente decía que misiles rusos habían cometido el ataque“. También pedían mantener en silencio las operaciones internas de la agencia.

(Cuidado con un cable posterior de la agencia AP: “De hecho, se estima ampliamente que misiles rusos anti-aviones lanzados por los ucranianos fueron los responsables por este encuentro mortífero en un país de la OTAN”. En pocas palabras los misiles eran rusos, pero los que los lanzaron, con mala dirección, fueron los ucranianos. Es muy normal que Ucrania, que dejó de ser país miembro del Pacto de Varsovia en 1991, tenga todavía armamento ruso.)

Esa agencia suele tener en cuenta dos fuentes antes de lanzar un mensaje casi confidencial, pero en esta ocasión LaPorta solo utilizó una y se ha defendido, posteriormente, que también se le hizo saber a Ron Nixon, AP vicepresidente y titular de investigaciones.

Pero este último dijo posteriormente que no tenía conocimiento de la fuente que se utilizó para esta noticia en particular.

El Periodista y ex Marine, James Laporta, es entrevistado en Newsmax, cuando trabajaba para Blue Force Tracker. (Foto Newsmax).

Tres reflexiones:

1-Tanto AP como Reuters son las dos mejores agencias de noticias del mundo y muy serias. Y lo dice un “agenciero” de toda la vida (con EFE).

2- Me pongo en la piel de Laporta. Su error fue no especificar que esos misiles rusos fueron lanzados- también por error- por fuerzas ucranianas cerca de la frontera con Polonia, y no por los rusos.

3- Da escalofríos pensar que podríamos haber estado al filo de una Tercera Guerra Mundial por un error periodístico como este.

Una vez disuelta la Unión Soviética en 1991, Ucrania fijó su atención en Europa Occidental y mostró su interés en ingresar a la Unión Europea y a la Alianza militar de la OTAN, liderada por Estados Unidos, para distanciarse de Rusia. Pero esos dos pasos, especialmente el ingreso a la OTAN, está mal visto por Moscú.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img