spot_imgspot_img

Criminal escalada de antisociales en contra de las empresas públicas

Tegucigalpa – Las autoridades policiales han prometido poner toda su atención sobre el criminal ataque contra las empresas de servicio público que son víctimas de robo continuado por parte de delincuentes que tienen intenciones aviesas.
 

· El robo de las tapaderas de los tragantes ubicados en las vías públicas provoca daño a los vehículos y a los transeúntes que se caen en el agujero.

· Sólo entre diciembre y enero pasados, el Sanaa reporta el hurto de 150 medidores de agua.

· Del robo, tampoco se escapan las compañías televisoras que son víctimas de la sustracción de fibra óptica.

Una de las empresas públicas que más es afectada con el robo de medidores es el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa) y prueba de ello es que el sábado recién pasado en esta capital, en el corredor que conduce del barrio Casamata hasta la residencia de la embajadora de Estados Unidos en la colonia Viera, el hurto de contadores fue alarmante, según denunciaron los propios afectados.

Gran Daño

El gerente del Sanaa, Danilo Alvarado, indicó que no solamente se trata del robo de medidores sino también de tapaderas metálicas que son sustraídas de las calles de la capital.

Añadió que “entre diciembre y enero pasados, hemos tenido una escalada bastante fuerte con el robo de medidores y solamente en estos dos meses se han robado 150 contadores y en este mes de febrero que recién comienza ya estamos teniendo bastantes reportes”.

Indicó que ese robo, representa un gran daño tanto para los abonados y para la institución misma en vista que los clientes se ven obligados a reponer ese medidor que anda en alrededor de entre 700 y 800 lempiras, mientras que la institución tiene que desviar su atención a otros aspectos importantes.

“Algunas veces tenemos hasta 10 cuadros de robo de medidores porque están operando de una manera sistemática, pasan de un barrio a otra colonia, van mudando, tuvimos un serio problema en la zona de La Ronda, la Guadalupe y el centro de la ciudad, luego se pasaron al área de la Miramontes, la Kennedy, Hato de En medio y Residencial Plaza donde fue fuerte el ataque”, relato Alvarado.

En ese sentido, el funcionario hizo un llamado a la Policía para que les ayude porque se puede capturar a los ladrones, pero en el fondo alguien está comprando ese material ya que lo que buscan es el bronce que llevan los medidores y las tapaderas metálicas.

Recrudecimiento

Recordó que en 2010 ocurrió un problema similar, pero se hizo una muy buena coordinación con la Policía Nacional y se logró reducir considerablemente el robo, sin embargo, el problema se ha recrudecido en los dos últimos meses.

Indicó que la semana pasada, el Sanaa acusó a una persona ante los tribunales a quien se sorprendió robando tapaderas metálicas y a quien el juzgado le dictó medidas sustitutivas, aunque se trata de un gran daño a la población porque se trata de bienes públicos y que pueden provocar daños a los vehículos y a los mismos ciudadanos que pueden caer en uno de los agujeros que quedan luego del hurto.

El requerimiento fiscal fue presentado contra José Luis Maradiaga, acusado por el delito de hurto agravado en contra del Sanaa, pero al final le dictaron medidas sustitutivas por lo que no deberá salir del país, presentarse a firmar el libro semanalmente a los tribunales de justicia.

De acuerdo al informe de la Dirección Nacional de Investigación Criminal, Maradiaga fue capturado el pasado 1 de enero en las inmediaciones del barrio Guanacaste al practicarle un registro luego de varias denuncias, en un saco le encontraron 5 medidores de agua potable y cuatro válvulas con pedazos de tubos PVC quebrados.

Según testigos, en los extremos de los tubos todos tenían residuos de agua y al preguntarle dónde los había sostenido, respondió que los sustrajo de diferentes puntos de la capital.

Ante la acción criminal, muchos abonados han procedido a hacer una inversión y a proteger los medidores con rejillas metálicas.

Cable Telefónico y Fibra Óptica

Por su parte, el comisario de Policía, José Zavala, indicó que no sólo se trata del robo de medidores de agua potable y tapaderas metálicas, sino también del hurto de cable telefónico.

“Hay mucha gente que se dedica a robar el cable telefónico de Hondutel para ir a vender el cobre y dejan incomunicadas a miles de familias hondureñas”, detalló el oficial.

Autoridades de Hondutel revelaron que el robo de cable telefónico el año anterior, dejó pérdidas a la institución por el orden de los 38 millones de lempiras.

A mediados del año pasado, el robo de cable telefónico en San Pedro Sula, provocó que 5 mil abonados se quedarán sin teléfono en las colonias Rivera Hernández, Bográn, el sector del hospital Mario Catarino Rivas, incluyendo también los sectores aledaños lo que puso en alerta a las autoridades de Hondutel que en promedio pierde 1.5 millones de lempiras mensuales por el hurto.

Zavala añadió que también ocurre el robo de fibra óptica que utilizan las compañías televisoras y se han atendido muchas denuncias e incluso se han capturada personas infraganti robándose el cable.

En ese sentido, aseguró que la Policía le ha prestado mucha colaboración al Sanaa, especialmente a los empleados que tienen que llegar a sitios peligrosos.

Por su parte, las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) también han reportado el robo masivos de medidores denominados “inteligentes” cuyo costo en el mercado es de aproximadamente 1,000 lempiras, unos 51 dólares.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,408SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img