spot_imgspot_img

Costa Rica reporta una treintena de fallecidos y 365 nuevos casos de COVID-19

San José – Costa Rica alcanzó este domingo una treintena de fallecidos, dos de ellos en un día, así como 365 nuevos casos COVID-19, mientras las autoridades alertaron sobre el impacto hospitalario tras el incremento exponencial de casos.

El director de Vigilancia de la Salud, Rodrigo Marín, afirmó en unas declaraciones distribuidas a los medios que el país contabiliza hasta este lunes 7.596 casos positivos de COVID-19, 365 en las últimas 24 horas.

Además, el país alcanzó los 30 fallecidos, con edades entre los 26 a 92 años, dos reportados en un día.

Se trata de un hombre, de 50 años, extranjero, vecino de San José, quien fue internado desde el 9 de julio y diagnosticado con COVID-19 el 4 de julio.

El hombre tenía como factor de riesgo hipertensión arterial, enfermedad renal crónica e hiperparatiroidismo secundario.

La segunda persona víctima del virus anunciada hoy fue un hombre extranjero, de 47 años. El deceso ocurrió en su casa de habitación. El hombre fue diagnosticado con COVID-19 el 10 de julio y padecía de hipertensión arterial.

En solamente una semana Costa Rica ha registrado 10 muertes por coronavirus.

IMPACTO HOSPITALARIO

Entre otras cifras, la cantidad de personas hospitalizadas simultáneamente es de 140 pacientes, de los cuales 27 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, entre ellos dos menores de edad en condición muy delicada.

El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social, Mario Ruiz, indicó que hay un «aumento claro de los pacientes en cuidados intensivos» por lo que trabajan en mantener el sistema normal de hospitales nacionales y periféricos.

Datos citados por el experto revelan que en los tres hospitales principales del país hay 35 camas de unidades de cuidados intensivos, de las cuales 24 están ocupadas, mientras que las camas moderadas hay un total de 102 y hay en uso 41 de ellas.

«Queremos dejar claro que el aumento de casos impacta la actividad hospitalaria y por eso el llamado a bajar la velocidad de los contagios es una necesidad real», afirmó Ruiz.

Las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social aplicarán una estrategia integral en el Gran Área Metropolitana para captar pacientes, realizar más pruebas, aplicar una mejor trazabilidad y evitar el aumento de contagios.

El sábado pasado comenzó a regir por un plazo de nueve días una serie de medidas restrictivas a la movilidad y el comercio en el área metropolitana con el objetivo de reducir la velocidad de los contagios y recuperar el rastro del virus.

Estas medidas permiten la circulación de vehículos un día entre semana y uno del fin de semana de acuerdo con su número de placa y únicamente para ir a comprar alimentos, medicinas, acudir a centros médicos y de trabajo en algunas actividades que se mantienen habilitadas.

Los autobuses operarán a un 20 % y los taxis están habilitados para trabajar.

Estas restricciones aplican en el centro del país, donde se ubican las cuatro provincias con la mayoría de la población del país: San José, Heredia, Alajuela y Cartago, así como en algunos cantones de otras provincias que han sido declarados en alerta naranja.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,144SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img