spot_imgspot_img

Costa Rica analiza decretar alerta roja por saturación hospitalaria por COVID

San José – La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) de Costa Rica analiza la posibilidad de decretar una alerta roja ante la saturación que están enfrentando los hospitales del país debido a una nueva ola de contagios de COVID-19 que se desató desde mediados de abril.

La CNE explicó este domingo en un comunicado que «analiza en detalle la posibilidad de elevar a condición de Alerta Roja la emergencia sanitaria según el ordenamiento jurídico y ante impacto de la pandemia por COVID-19 en las últimas dos semanas».

Esta alerta roja podría suponer la aplicación de medidas restrictivas fuertes a diversas actividades y a la circulación.

El Gobierno informó que el lunes habrá una reunión con representantes de diversos sectores productivos, religiosos y sociales, con el fin de evaluar la situación actual y posibles medidas.

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), encargada de la red hospitalaria pública, envió una nota a la Comisión de Emergencias en la que le expone la grave situación de los hospitales y la solicitud de una alerta roja.

«Las UCI están saturadas y esto significa que pacientes COVID o no COVID pueden estar esperando lugar en un servicio de emergencias. Esto está comprometiendo el nivel de atención», afirmó este domingo en una declaración a los medios el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Román Macaya.

Los datos de la entidad indican que las UCI se encuentran llenas y hay listas de espera de pacientes que requieren ser ingresados en esa área.

Según la entidad, los hospitales de todo el país que se están viendo obligados a destinar a la atención de COVID-19 camas y pabellones que pertenecen a otros servicios.

«Hay más de 1,000 camas con pacientes covid. Esta es una realidad que la institución no ha vivido en 80 años de historia», comentó Macaya.

El funcionario dijo que tras recibir una carta firmada por todos los gerentes de la CCSS, envió un oficio al Poder Ejecutivo para que «se tomen medidas oportunas y se aborde la temática de manera integral» ante la saturación de los hospitales.

El sábado, las autoridades reportaban 1,153 personas hospitalizadas por COVID-19, de las que 435 requerían atención en cuidados intensivos.

Según la CCSS, la capacidad óptima de atención en UCI es de 359 camas.

Los tres primeros meses de 2021 Costa Rica estuvo en una meseta de alrededor de 400 casos de covid-19 por día, pero enfrenta en la actualidad una tercera ola de contagios surgida después de las vacaciones de Semana Santa, en las que las autoridades no establecieron restricciones y se observó gran cantidad de personas en sitios turísticos.

Desde el inicio de la segunda quincena de abril Costa Rica comenzó a registrar números por encima de 1,000 casos por día hasta alcanzar picos superiores a 2,000 diarios en las últimas dos semanas.

Para tratar de doblar la curva de contagios, el Gobierno ordenó un cierre de actividades económicas no esenciales en el centro del país del 3 al 9 de mayo, pero hay sectores como la Unión Médica Nacional que exigen medidas más fuertes.

Mientras tanto, la vacunación avanza de manera paulatina de acuerdo con la cantidad de dosis que el país esta recibiendo semanalmente.

El último dato divulgado indica que en este país de 5 millones de habitantes se habían aplicado, al 3 de mayo, 950,252 dosis de la vacuna. En total, 345,153 personas han recibido las dos dosis. (ag)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,151SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img