Cónsul hondureño dice que nominación al premio Nansen es un desfìo

Tegucigalpa – Como el repique de la campana que llama al país a atender oportunamente las necesidades de una población que orillada por la necesidad opta por la aventura del “sueño americano”, califica su nominación al premio “Nansen para Refugiados 2014”, el cónsul Raúl Otoniel Flores Morazán.
 

El cónsul hondureño en Veracruz, México, agrega que esos hondureños asumen el riesgo de caer en las redes de las bandas de secuestradores, violadores y otros criminales, además del peligro que representa el tren denominado “la bestia”.

El gobierno de México nominó al cónsul hondureño para el galardón que otorga el Alto Comisionado de las Nacionales Unidas para los Refugiados (Acnur), en reconocimiento a su labor a favor de los migrantes hondureños en el país azteca.

Este premio conocido anteriormente como Medalla Nansen en honor al explorador noruego, primer Alto Comisionado para los Refugiados y premio Nobel de la Paz en 1922, Fridtjof Nansen, e instituido desde 1952 como Premio Nansen para los Refugiados, se otorga anualmente a personas u organizaciones que se han destacado por su labor a favor de los refugiados y desplazados en el mundo.

Flores Morazán, originado de Morocelì, El Paraíso, tiene 61 años de edad, es abuelo, está casado con Josefa Uclès y tiene cuatro hijos.

En su trayectoria destaca su servicio como docente, diputado al Congreso Nacional donde lideró la Comisión de Educación y diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen). Trabajó en el Tribunal Superior de Cuentas y tiene 12 años de servicio diplomático que inició en Guatemala, luego en Washington y actualmente en Veracruz, México.Leer nota completa.

Lo + Nuevo

22,271FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte