spot_img

Construcción de represas gran solución para el control de inundaciones, recuerda experto

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El territorio hondureño es altamente vulnerable, principalmente la capital Tegucigalpa en la zona central y el Valle de Sula en la zona norte, pero la solución para minimizar riesgos se puede encontrar en la construcción de represas a criterio del geólogo Aníbal Godoy. 

La falta de planificación, toma de decisiones en políticas públicas, malas obras de infraestructura, deforestación y asentamientos humanos en pendientes y riberas de ríos se encuentran entre las principales causas que aumentan la vulnerabilidad del territorio hondureño, explicó a Proceso Digital el experto.

A lo anterior se suma la falta de profesionales técnicos en las instituciones como en las alcaldías municipales, según el profesional el Gobierno con un grupo de ingenieros deben tomar decisiones enfocadas al tema de la vulnerabilidad tanto a nivel nacional como regional.

Soluciones

De acuerdo con el experto se han hecho muchos estudios, pero se pueden hacer los mejores y si no hay quien los sepa ejecutar de nada sirve.

Ejemplifico que hace algunos años él participó en un gran estudio realizado por expertos japoneses a través de Jica en el cual se identificaron más 1,400 puntos de deslizamiento activos y no activos en Tegucigalpa; este se entregó a las autoridades de la alcaldía, pero no se le dio el seguimiento.

Lo mismo ha sucedido en el Valle de Sula, donde el problema de los bordos de contención es una larga historia, señaló.

La respuesta ya se sabe, para minimizar deslizamientos e inundaciones es preciso la construcción de obras de doble finalidad como las represas de Jicatuyo, Los Llanitos y El Tablón en el Valle de Sula.

Estas obras al final saldrían más baratas que estar construyendo bordos se minimizaría el riesgo se salvarían vidas y estas, además dinamizarían la economía porque servirían para generación de energía y con fines turísticos, destacó.

La capital es doblemente vulnerable

En el caso de la capital Tegucigalpa, es una situación difícil porque prácticamente toda la capital es vulnerable ya que por su topografía está en medio de cerros y por ello es propensa a los deslizamientos e inundaciones.

Se ha planificado mal, se han embaulado quebradas que nunca debieron hacerlo, y muchas obras carecen de una ingeniería efectiva, supervisión y mantenimiento de obras y eso ha incrementado la vulnerabilidad, indicó el ingeniero Godoy.

De igual forma, dijo que las soluciones para minimizar riesgos pasan por la construcción de obras como represas para la retención de agua en invierno.

Asimismo, es preciso que haya buena planificación en todos los proyectos habitacionales e impulsar construcciones sociales verticales para evitar que la población busque construir en zonas de alto riesgo.

Finalmente, recomendó a la población que vive en zonas de riesgo recordar que ya llegó el invierno y a falta de prevención ahora deben estar alertas a cualquier movimiento o situación anómala como deslizamientos en sus comunidades para informar a los cuerpos de socorro y atender alertas de evacuación porque lo primero es preservar la vida. LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img