Gracias, Lempira – Por el oneroso gasto que representa y por presentar inconsistencias, el Congreso Nacional, votó por mayoría, en contra de una iniciativa de ley presentada por el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, encaminada en solicitar al Tribunal Supremo Electoral (TSE), la realización de un plebiscito para preguntarle al pueblo hondureño si está de acuerdo o no con que el presidente de la República compre aviones de guerra y una aeronave para dignatarios.
 

– “Más caro el collar que el perro”: diputado Edgardo Martínez sobre petición de plebiscito.

El vicepresidente del Congreso Nacional, Edwin Pavón, lamentó que pese a que la iniciativa fue presentada por el jefe de la bancada del Partido Libre, Manuel Zelaya, no se hayan presentado a la sesión para defender el proyecto de ley.

El secretario del Congreso Nacional, Mario Pérez, leyó el dictamen emitido por la comisión especial, que se pronunció desfavorable al igual que la inmensa mayoría de diputados debido a que el costo de esa consulta sería de 580 millones de lempiras, según las estimaciones del TSE, lo que a criterio de diputados como el nacionalista por Comayagua, Edgardo Martínez, sería “más caro el collar que el perro”.

Pérez explicó que como ese tipo de iniciativas se discuten en un término de 15 días, en sesiones del Congreso Nacional, este miércoles es el último día de esté término, por lo tanto la Cámara Legislativa está en la obligación de discutirla este miércoles pues de lo contrario se estaría violentando ese plazo legal.

En el dictamen se señala que en el proyecto de decreto presentado por Zelaya se establece que en la iniciativa se pide que el TSE proceda a realizar una consulta popular a nivel nacional por la vía del plebiscito para que el pueblo exprese si está en contra o favor de la compra de aviones de guerra y de un avión presidencial.

En ese sentido, después de hacer el análisis correspondiente, la comisión especial, estableció que para realizar una consulta ciudadana de esa índole, se hace necesario actualizar y disponer de los datos que forman el Censo Nacional Electoral, así como la capacidad para generar el padrón electoral necesario para la organización de los procesos electorales y consultas populares e integrar, actualizar y operar los sistemas de registro de electores, cambios de domicilio y demás información requerida.

De igual forma, conocer el costo económico que la consulta implicaría; dicha información debe ser brindada por el TSE y en razón de lo anterior, la secretaría del Congreso envió al pleno del organismo electoral un oficio en el que se le solicitó detallar a la brevedad la información requerida y en respuesta se recibió una nota en la cual se pormenorizan los gastos a efectuar para realizar el plebiscito los que ascienden a 580 millones de lempiras.

“En vista que este es un tema de seguridad y le compete a los más altos intereses de la defensa de la soberanía nacional la reparación de la flota aérea de las Fuerzas Armadas de Honduras, es imprescindible para fortalecer la lucha contra el tráfico de drogas que se da a través de nuestros espacios aéreos y que son de público conocimiento cuando frecuentemente las autoridades y la ´población, encuentran aeronaves abandonadas y otras incineradas que con toda seguridad se puede intuir que sirvieron para introducir drogas al país”, indica el dictamen.

En ese sentido, concluye que se hace necesario adquirir equipo con un valor económico que pueda ser utilizado exclusivamente para la defensa de la soberanía nacional. La comisión especial dictaminó por mayoría y solo con un voto en contra, desfavorable el proyecto presentado por Zelaya.

Durante la discusión del proyecto, varios diputados se pronunciaron en contra de aprobar la iniciativa de Zelaya e indicaron que no le compete al presidente de la República como lo establece el proyecto, comprar aviones sino que es una decisión del Estado de Honduras, tal como lo manifestó el liberal Marco Antonio Andino.

Entre tanto, el diputado del Partido Anti Corrupción (PAC), por Cortés, Jaime Villegas, también se pronunció en contra por lo oneroso que resultaría consultar al pueblo algo que va en contra de la soberanía e igualmente, el diputado democristiano, Augusto Cruz Asensio, rechazó categóricamente la propuesta.

Asimismo, el diputado udeista, Edwin Pavón, el liberal Ángel Darío Banegas y el nacionalista Óscar Álvarez, se pronunciaron en contra por lo que se rechazó el proyecto solamente con cuatro votos en contra y seis abstenciones.