Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, expresó su preocupación por los últimos acontecimientos violentos que ponen en peligro la vida de personas y la seguridad de los bienes e hizo un llamado a los manifestantes y a los cuerpos de seguridad a mantener la cordura.
 

Reconocemos, dijo Custodio, el derecho que tiene el pueblo hondureño de manifestarse pacíficamente, según lo establecido en la Constitución de la República.

No obstante, agregó, que tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben abstenerse de utilizar la violencia, ya que vivimos en un Estado de derecho, cuya preservación es de obligatorio cumplimiento por parte de todos los que vivimos en Honduras.

“Repudiamos cualquier tipo de violencia, venga de donde venga, porque la misma sólo genera más violencia, situación que es condenable en ésta y en cualquier otra circunstancia”, indicó.

Declaró que todos los hondureños, hombres y mujeres, tenemos derecho a vivir sin violencia, de modo que, tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben mantener la cordura en sus respectivos ámbitos.

El titular del organismo humanitario es del criterio que la toma de puentes y carreteras es una “conducta antisocial” prohibida por la ley, porque todos tenemos derecho a la libre circulación.

“Yo no puedo decir que la policía comete un delito por cumplir sus obligaciones de mantener el orden público y el libre transito en las calles y carreteras de este país”, puntualizó.

No obstante, el ombudsman hondureño recomendó a las autoridades gubernamentales ser más responsables y evitar retardos administrativos que luego terminan en protestas.

Agregó que es razonable que se atienda de inmediato, se discuta, se explique y se resuelva por qué se están dando tantas protestas en el país.

“Tampoco estoy diciendo, con esto, que la gente tiene derecho a tomarse los edificios, hospitales, ministerios, carreteras, calles o puentes, yo siempre he sido contrario a esa conducta antisocial”, aclaró.

Según Custodio, la institucionalidad del Estado de derecho señala los caminos para la realización de una protesta.

Responsabilizó a quienes aprovechan y manipulan las protestas estudiantiles y juveniles de cometer un serio error político.

“Nos dañan a todos porque todos tenemos derecho a la paz y a la seguridad”, señaló.

La Constitución de la República en los artículos 78 y 79, garantizan la libertad de asociación y el derecho de reunión, respectivamente, siempre que sean lícitamente ejercidos en forma pacífica y sin armas.

Estos derechos, según Custodio, se continuarán respetando siempre y cuando no se destruya la propiedad pública que nos pertenece a todos y la propiedad privada cuyos dueños también tienen sus derechos legítimos a ella.

Custodio hizo un llamado a todos los manifestantes para que ejerzan su derecho de acuerdo al artículo 62 de la Constitución de la República que establece que “los derechos de cada hombre están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por la justa incidencia del bienestar general y del desenvolvimiento democrático».

De acuerdo al ombudsman hondureño tanto los manifestantes como los cuerpos de seguridad del Estado deben tener presente que todos sabemos como comienza este tipo de situaciones pero no como termina, por lo tanto, no debemos olvidar que la paz depende de todos.