spot_imgspot_img

CN debe eliminar reforma penal sobre apología al terrorismo: Miguel Cálix

Tegucigalpa – La reforma al Código Penal referente a las penas en el caso de apología e incitación a actos de terrorismo, y que toca a los medios de comunicación en Honduras, debe ser reconsiderado en el Congreso Nacional y eliminado, dijo hoy el analista de la realidad hondureña, Miguel Cálix.

– Para la representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la norma aprobada llama a la reflexión y a la preocupación.

– El presidente del Colegio de Periodistas dice que el mecanismo para controlar los excesos debe ser la autorregulación.

La reforma aprobada este miércoles a iniciativa del diputado Óscar Álvarez, se lee en su versión divulgada en medios de comunicación de la siguiente manera: Artículo 335-B – “Apología e incitación a actos de terrorismo. Quien públicamente o a través de medios de comunicación o difusión destinados al público, hiciere apología, enaltecimiento o justificación del delito de terrorismo o de quienes hayan participado en su ejecución o incitare a otro u otros cometer terrorismo o financiamiento de este, será sancionado con pena de cuatro a ocho años de prisión”.

Cálix expresó que el proyecto de reformas penales, contempla nuevas formas delictivas refiriéndose al tema de las maras, pero que, en la versión socializada del mismo, no se conoció el apartado del artículo 335-B que es el que se refiere a la apología e incitación al terrorismo, por ende, a su juicio, debe suprimirse.

Para Cálix, el artículo 335-B “es tan abierto que deja la posibilidad al arbitrio de operadores de justicia y eso genera desconfianza”.

Recordó en el reciente pasado han habido intentos de coartar la Libertad de expresión en Honduras.

Durante su partición en el foro de Televicentro “Frente a Frente”, el analista mencionó que cualquier reforma en el sentido que se plantea en el artículo de 335-B, debe ser objeto de socialización amplia y de “un diálogo verdadero, sin cálculo político”.

Para Miguel Cálix, este artículo aplicado arbitrariamente puede ocasionar violación de derechos humanos ya que sería puesto en práctica por un agente estatal.

Reafirmó que una salida al tema es la eliminación del mismo, vía reconsideración legislativa del acta.

Para este analista, el presidente hondureño Juan Orlando Hernández no vetará estas reformas ya que consideró que eso no será viable “por un asunto de racionalidad política”.

Preocupación

Soledad pozaPara María Soledad Pazo, representante del alto Comisionado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la reforma relativa a apología e incitación a actos de terrorismo debe llamar a la reflexión.

“Son cuestiones que merecen una reflexión bastante más elaborada que la que le voy a dar ahora, esto nos ha tomado con un grado de sorpresa, porque no estaba, digamos, planificado este tipo de tipificación del delito que por supuesto presenta preocupaciones desde el punto de vista de restricciones a la libertad de expresión, que como ustedes saben, está contemplada internacionalmente y es un derecho por el cual los comités de derechos humanos han dedicado bastante tiempo a elaborar hasta cuándo se puede ir para restringirla o no”, dijo la funcionaria vía telefónica al periodista Renato Álvarez, quien realizaba, con invitados, un foro sobre la temática.

Pozo reconoció que “no hemos tenido tiempo con el equipo para analizar exactamente la formulación pero, -prima facie- , me parece que no está definida de manera precisa y tenemos todos que estar preocupados” externó.

El Colegio de Periodistas

Dagoberto RodroguezPara el recién electo presidente del Colegio de periodistas, Dagoberto Rodríguez, la reforma penal respecto a la apología e incitación a actos de terrorismo, genera dudas, aunque para él, va dirigido a personas “que exacerban los ánimos y llaman a actos vandálicos”.

“Existen abusos de periodistas en el derecho de la libertad de expresión”, reconoció durante su participación en el plato del foro televisivo Frente a Frente, pero seguidamente expresó que la reforma no solo afecta a un sector de la prensa, sino que a todos los periodistas.

“Los controles desde el Estado no son correctos”, afirmó Rodríguez, quien además es el editor jefe del norteño diario La Prensa en Tegucigalpa.

Luego dijo que un mecanismo para controlar los abusos es la autorregulación y luego manifestó que es importante que la misma no se confunda con la autocensura.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,123FansMe gusta
37,799SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img