spot_imgspot_img

Cisma en el Colegio de Arquitectos por manejo de fondos

Tegucigalpa – Las diferencias en el interior del Colegio de Arquitectos de Honduras (CAH), se profundizaron este sábado cuando un grupo de disidentes decidió realizar una asamblea simultánea en Tegucigalpa y San Pedro Sula, donde acusaron a la actual presidenta de la organización gremial Aleyda Mendoza Panting, de ser una dictadora, mientras que la dirigente gremial se defiende y señala que se trata de una facción de exdirectivos que se sienten afectados por un informe de transparencia que brindó recientemente.

– Una facción del CAH tuvo que celebrar una asamblea en otro local porque la presidenta del gremio ordenó cerrar las puertas de esa organización, ella se defiende y dice que están molestos por un informe de transparencia.

Proceso Digital constató que la asamblea de la facción disidente se tuvo que realizar en el club del Colegio Médico de Honduras (CMH), ya que no se les permitió celebrar la reunión en la sede del CAH, por una orden de la presidenta de la organización.

Toma de decisiones

Arquitecta Samia HilsacaLa arquitecta, Samia Hilsaca, quien asegura ser la tesorera de la junta directiva y quien pertenece al grupo disidente, en conversación con este medio de comunicación, manifestó que “nos han cerrado las puertas, les han prohibido a los vigilantes abrirnos el portón, nosotros somos agremiados, estamos solventes, somos directivos, desde un principio querían corrernos, aunque uno quería asistir a la reuniones, ellos cambiaban la fecha arbitrariamente para que no pudiéramos estar y nunca hubo consenso por más que intentamos arreglarnos con el tribunal de honor, con los expresidentes, fue imposible, ellos ya tenían planeado que quienes les estorbábamos había que sacarlos”.

Arguyó que la reunión fue convocada para que la asamblea sea la que tome decisiones y las elecciones para elegir las nuevas autoridades del CAH se deben realizar el próximo 29 de julio.

No obstante, apuntó que de los alrededor de mil 600 agremiados, no todos están solventes.

Control total

Por su lado, el exfiscal de la junta directiva del CAH, Rony Gutiérrez,Arquitecto Rony Gutierrez en el período 2014-2015, aseveró que la problemática dentro de ese gremio surgió a raíz de la injerencia de la presidenta de la organización Aleyda Mendoza ya que según ese grupo de afiliados actúa con autoritarismo al tomar el control de casi todo el colegio a tal punto que mandó a cerrar las puertas para que pudieran celebrar la asamblea.

Arguyó que la convocatoria a la asamblea se hizo en base al reglamento que establece que un cinco por ciento de los agremiados puede convocar a la asamblea. “Ellos tienen que escuchar a la asamblea que es el máximo órgano, pero hizo caso omiso y nos cerró las puertas del colegio”, acotó.

Admitió que detrás del conflicto, existe un trasfondo económico por el manejo de los recursos que se han atesorado durante los 30 años de existencia de esa organización gremial que a criterio de Gutiérrez no han sido manejados con total transparencia.

Aseveró que ha habido muy pocos beneficios para los agremiados y para el caso las becas que llegan desde el exterior que anteriormente se otorgaban de manera aleatoria ahora se hace de dedo “con nombre y apellido”.

Indicó que en la asamblea algunos agremiados incluso proponen la destitución de las actuales autoridades y nombrar una junta directiva de transición mientras se celebran las elecciones en julio próximo.

Incomodos por informe

Aleyda MendozaAleyda MendozaEn su defensa, la presidenta del CAH, Aleyda Mendoza Panting, en entrevista telefónica con Proceso Digital, aseveró que la asamblea convocada y celebrada por un grupo de disidentes de esa organización, es ilegítima ya que carecen de facultades para hacerlo.

“Hay un reglamento, una ley, vivimos en Estado de derecho y el único ente para convocar a una asamblea es la junta directiva”, afirmó Mendoza quien refirió que ellos han convocado a una asamblea general ordinaria para el próximo 7 de abril.

Afirmó que la asamblea realizada este sábado por un grupo de agremiados constituye un delito porque se trata de la usurpación de funciones y eso es delicado.

Detalló que se trata de un grupo principalmente integrado por expresidentes y exdirectivos del CAH, quienes se sienten incomodos porque ella publicó un informe respetuoso de transparencia ya que no se acusa a nadie y simple y sencillamente hay hallazgos que son preocupantes por el desorden instituido administrativo y no está interesados en que se devele y se le explique a la asamblea.

“Han querido tirar cortinitas de humo, están haciendo algo que es completamente ilegal, un grupo de molestos no puede convocar a la asamblea porque solamente convoca la junta directiva, así se hace en todas partes”, cuestionó.

Aclaró que algunos exdirectivos que están participando en ese movimiento, fueron defenestrados de la junta directiva porque faltaron consecutivamente tal como se establece en el acta notarial publicada en la página de Facebook del colegio donde ellos dicen que no van a llegar y faltaron a 16 sesiones consecutivas.

CAH Tribunal Honor

Incluso el presidente del tribunal de honor de la organización les dice que han faltado a sus obligaciones y van a ser penalizados por eso. “Nosotros metimos una denuncia ante el tribunal de honor por haber pretendido sabotear la gestión y para afectar al Colegio de Arquitectos, faltando a 16 sesiones consecutivas”, acotó Mendoza.

Refirió que los dictámenes sobre esa situación son los que emite el bufete Rivera Gómez que asesora a la junta directiva. “El problema que ellos tienen es que yo rendí el informe desde el inicio y no les ha gustado, no les ha agradado para nada y han querido sabotear mi gestión, mi prestigio, pero no fue esa la intención de dañar a nadie sino dar a conocer la situación en que yo encontré el colegio para deslindar mi responsabilidad”, argumentó.

Advirtió que en esta situación engorrosa en la que se ha obstaculizado su gestión, no está sola pues hay personas honorables que están con ella y en la asamblea realizada este sábado fue notoria la poca concurrencia porque la mayoría de miembros del CAH están “cansados y hartos de lo mismo, yo me vendí como la candidata que ofreció un cambio y los cambios no le gustan a nadie”.

“Todo este tipo de cosas en realidad afectan el ánimo, pero no el entusiasmo de hacer lo que uno tiene a bien por la gente que votó por uno, pero es bastante triste ver que una institución con pocos agremiados está como está», lamentó Mendoza quien aseveró tener 30 años en la profesión y ahora las personas que antes platicaban con ella ahora no le hablan”, cuestionó.

Refirió que a ella se le tilda de dictadora por haber tomado decisiones y hacer lo que le corresponde como administradora del colegio junto a los demás directivos.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,717SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img