spot_img

Chelato: «Me arrepiento de no haber vivido»

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El «Callejón Uhler», la bulliciosa e histórica calle en la que se ubica la casa de don José de la Paz Herrera, más conocido como Chelato Uclés, parece coger aires de melancolía en los últimos días ya que «El Maestro» pasa momentos delicados de salud.

– «Siempre fui dedicado a lo mío, no paré de ser un trabajador obsesivo», dijo.

– «Últimamente he llorado mucho», confesó con la mirada empapada.

«Entre mi cuerpo y mi espíritu el 80 por ciento es fútbol»: Chelato Uclés

«Don José» -como le llama la enfermera que lo atiende- es ese mismo que clasificó a Honduras a su primer mundial de fútbol (España 1982), que ganó tantos campeonatos y copas de liga y que es un estudioso del deporte rey. Además, su popularidad lo llevó a ocupar un escaño en la legislatura 2006-2010, por el Partido Liberal.

chelato-sentado

Sentado en el sofa de su casa, el septuagenario que aún tiene cara de genio, rememora los «millonarios» momentos que le dejó el fútbol. Hace un repaso de su efímera época como futbolista en el Atlético Español y su inmediata faceta de director técnico. Tantos recuerdos que son interrumpidos por el sonido de su aparato móvil que no para de sonar para consultar cuál es su estado de salud.

Sobre la mesa de la sala hay un sinnúmero de medicinas debidamente rotuladas, que se mezclan con el control remoto del televisor y uno que otro DVD que espera que Chelato Uclés haga uso de ellos.

En otra aparte de la sala, un estante recoge literatura de buen gusto que el ex mundialista en España 82 suele leer para divagar la soledad o menguar el impacto de los dolores físicos que en estos momentos le aquejan.

librero-de-chelato

Posters de los mundialistas en España adornan las paredes para donde quiera se dirija la mirada. El profesor Uclés respira fútbol y quiere seguirlo haciendo, su vida transcurre entre lecturas, llamadas telefónicas y constante repaso a su videoteca, aunque ahora tiene que agregar a la rutina diaria las incómodas visitas al médico, las atenciones de la enfermera que le asiste y las dosis de fármacos que inundan cada rincón de su hogar.

Proceso Digital conversó con el entrenador más exitoso del fútbol hondureño. La leyenda hecha persona y héroe deportivo, quien al compás de su sabiduría respondió así:

maestro-chelato

Proceso Digital (PD): ¿Cuántos años en el fútbol?

José de la Paz Herrera (JPH): Yo tengo un record mundial, son 45 años de estar en esto, nadie estuvo trabajando, dirigiendo equipos tanto tiempo en todo el mundo. Tengo el registro de diferentes técnicos y ninguno ha llegado a este tiempo.

PD: ¿De no haberse dedicado al fútbol, qué hubiera sido de Chelato?

JPH: Creo que nací con esta vocación de enseñar fútbol, entre mi cuerpo y mi espíritu el 80 por ciento es fútbol. Desde pequeño se me pegó como cosa única, aunque debo decir que tuve mucha afición por la lectura. Más bien creo que hubiese sido un historiador o intelectual porque es algo que siempre estuvo conmigo también.

PD: ¿Usted que es una leyenda en Honduras, siente que lo han olvidado?

JPH: Sí, un poco. Hay alguna gente que no, pero sí ha habido un poco de eso que usted pregunta, sin embargo lo considero hasta normal en un país como el nuestro, esto no pasa en Europa por decir algo.

PD: ¿Cuáles son los goles que más celebró en su carrera futbolística?

JPH: Ese gol contra Guatemala en 1980 -domingo 7 de diciembre de 1980 / Jimmy Bailey-, es que allí terminaba toda mi carrera si se perdía ese partido. Yo respetaba mucho a Guatemala y lo había calculado como un gran equipo.

También celebré mucho el gol de (Héctor) Zelaya contra España en 1982, aunque debo decir que no sentía tanta tensión, me sentía con mucha confianza porque ese equipo estaba muy trabajado.

Y a nivel de equipos el gol que más celebré fue el del primer campeonato con el Real España en 1974, ese gol de (Marco Antonio) Pavón Molina que siempre lo guardo en mi retina ya que fue el primer título para San Pedro Sula.

chelato-expresa

PD: Nos hemos enterado que últimamente no la pasa bien ¿Qué le sucede Maestro?

JPH: Sí, porque las cosas no me han salido últimamente como lo he deseado y como consecuencia me va mal en otros aspectos.

(El Maestro padece de diabetes y en los últimos días le tuvieron que amputar un dedo de su pie derecho. Vive de los poco que tiene, modestamente).

PD: Siempre llevó un vida discreta y renunció a los excesos que muchas veces da la fama, eso habla muy bien de usted.

JPH: Sí en efecto, siempre fue dedicado a lo mío. No paré de ser un trabajador obsesivo.

PD: ¿Hay algo que Chelato se arrepiente de no haber hecho en la vida?

JPH: En lo futbolístico a veces repasando videos del Mundial de España 1982 miro errores de mis jugadores y digo: ‘si hubiera tenido el conocimiento, no habríamos cometido ese error…’.

En mi vida privada creo que me arrepiento no haberme dedicado a vivir más para mí, siempre viví más en función de los demás.

PD: Todos nos preguntamos: ¿Por qué si Chelato es una leyenda, qué pasó que no tenemos un libro sobre su vida?

chelato-expresa-1JPH: Pero está el video, está la película sobre todo el proceso eliminatorio del 80 al 81.

La película es lo máximo, además la juventud no lee porque tiene Internet, entonces en la película ve las imágenes que no es lo mismo a escribir una historia. La película es muy completa y todavía me falta hacer la película solo de la clasificación a España 82.

PD: ¿Hay personas a quienes usted les debe una disculpa?

JPH: No, siempre procuré ser justo y supe rectificar mi conducta con respecto a cuando yo cometía un error. Siempre busqué enmendar esas fallas.

PD: Pasando a otro tema, leí alguna vez que había un decreto en el Motagua para que usted nunca los dirigiera ¿es cierto eso?

JPH: Se trató de un directivo que dijo que mientras él estuviera yo nunca iba a ser el entrenador de Motagua, pero ya no está este señor.

PD: ¿Chelato Uclés se comunica con personajes del fútbol?

JPH: He roto un poco esas relaciones, en ese sentido he sido flojo.

PD: ¿Siente que le fue mal en el amor?

JPH: Sí. No se puede ser afortunado en todo y le dediqué mucho tiempo al fútbol, entonces al descuidar esa faceta no puede pretender que le vaya bien.

PD: ¿Pero no se arrepiente?

JPH: No, no, no… Pienso que eso que fue sucediendo fue lo mejor, quizás hubiera pagado después las consecuencias y no hubiera tenido los éxitos en el fútbol.

PD: ¿Qué fue lo último que leyó?

JPH: Siempre repaso Don Quijote.

chelato-tele

PD: ¿Últimamente ha llorado o no suele hacerlo?

JPH: Como no, he llorado mucho…

(Los ojos de «Don José» se empapan, pero la lágrima decide no rodar por su rostro. De nuevo el sonido de su teléfono móvil suena y espanta el sentimiento de dolor).

PD: ¿Qué le dejó su faceta como diputado?

JPH: Que le serví al pueblo. Fui al Congreso para servir al pueblo, siempre critiqué que las leyes no van dirigidas al pueblo pobre, siento que correspondí al honor que me otorgaron de ser diputado. En Navidad llevé nacatamales para que todos cenaran y a los niños les hacía celebraciones…

PD: ¿El fútbol es el mismo ahora que antes?

JPH: Siempre tiene algunas cosas, pero ha evolucionado por eso hay que estar al tanto.

PD: ¿Es más fácil ser entrenador ahora?

JPH: No, ahora hay más competencia, es más difícil porque hay más gente que sale.

PD: En el libro ‘Se llamaba Atlético Español´, en el que salen sus caras de jugador y entrenador ¿con cuál de las dos se queda?

JPH: Es más bonito ser futbolista porque disfruta, juega y se divierte, mientras como entrenador no se divierte mucho.

PD: ¿Usted no disfrutó mucho su época como futbolista?

JPH: No porque sentí que tenía vocación para enseñar fútbol. Desde pequeño dirigí niños en los barrios de Comayagüela.

PD: ¿Con qué mensaje suyo Maestro nos quedamos?

chelato-expresa-2JPH: Que mi historia sirva como una guía de cosas que se hicieron y que fueron a favor del país, eso es lo que pretendo y con eso me doy por satisfecho.

En el poco más de una hora que estuvimos con «Don José» llegaron a visitarlo otras leyendas del deporte nacional. Otros prefirieron llamarlo a su teléfono móvil, también le han contactado políticos y periodistas, todos interesados en su salud, lo que nos hizo sentir que el Maestro no está solo y que hay Chelato Uclés para rato, pese a las contrariedades de la vida.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img