La Romana (R. Dominicana) – Los cancilleres de Centroamérica y de República Dominicana evalúan hoy una propuesta para crear una «sala de crisis» regional con el propósito de atender a las emergencias naturales, ya sean huracanes o terremotos.
 

Las discusiones se realizan en la Reunión del Consejo de Ministros de Relaciones del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que tiene lugar en el exclusivo complejo de Casa de Campo, en la turística provincia dominicana de La Romana (sur).

El secretario general del SICA, el salvadoreño Hugo Martínez, dijo al inicio de la reunión que la «sala de crisis» tendrá como objetivo evaluar y dar respuestas a las emergencias que se produzcan en la región, una zona muy propensa a los desastres naturales.


Martínez puso como ejemplo la reciente emergencia en Nicaragua después de que, desde el pasado 10 de abril, tres temblores de magnitudes 6,2, 6,7 y 5,6 en la escala abierta de Richter dejaran dos muertos, decenas de heridos, más de 2.300 viviendas dañadas y cientos de damnificados.

Precisamente, el Gobierno de Nicaragua pedirá hoy, en la cita en La Romana, abordar el tema relacionado con el fortalecimiento de la integración regional de las Redes de Vigilancia Sísmica de los países miembros del SICA .

El SICA es el marco institucional de la integración regional centroamericana y lo conforman Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, que ingresó como miembro de pleno derecho en junio pasado y ocupa la presidencia pro témpore durante el semestre enero-junio 2014.