spot_imgspot_img

Centroamérica analiza «todas las alternativas» para combatir el narcotráfico

San Salvador – Centroamérica estudia «todas las alternativas» para combatir el narcotráfico porque la estrategia actual «no funciona», afirmó hoy el canciller de Honduras, Arturo Corrales, tras una reunión preparatoria en San Salvador de la cumbre regional que el sábado discutirá este y otros temas en Guatemala.
 

Los cancilleres centroamericanos aprobaron este lunes una propuesta, que presentarán a sus presidentes el sábado, para lograr el apoyo de la Cumbre de las Américas del próximo abril a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, presentada internacionalmente en junio pasado.

Corrales, que dirigió la reunión de cancilleres porque su país ejerce la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), dijo a los periodistas que los Gobiernos de la región analizan «todas las alternativas» para el combate al narcotráfico aunque aclaró que «todavía no» han estructurado una que sustituya a la actual.

El SICA tiene como miembros a Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, más República Dominicana como asociado.

En el encuentro de cancilleres, celebrado a puerta cerrada en la sede del SICA, se afinó la agenda de la reunión de presidentes centroamericanos convocada el próximo sábado en la ciudad de Antigua, Guatemala, por el gobernante de ese país, Otto Pérez Molina.

Pérez Molina promueve la apertura de un diálogo internacional sobre la posibilidad de despenalizar las drogas como estrategia para combatir el narcotráfico, y ha dicho que espera que Centroamérica la adopte y la presente como una iniciativa regional en la Cumbre de las Américas que se celebrará el próximo abril en Cartagena de Indias, Colombia.

Sin embargo, Panamá, Honduras y El Salvador ya han expresado su total rechazo a la despenalización de las drogas, al igual que Estados Unidos.

Corrales confirmó que «sin duda alguna» la propuesta de Pérez Molina se abordó en la reunión de cancilleres, a la luz de que la actual estrategia contra el narcotráfico en la región «no funciona».

Al buscar nuevas formas de combatir el tráfico de drogas, Centroamérica le está «diciendo al mundo (que) lo que ha ocurrido hasta el momento no funciona, la estrategia hasta el momento no está dando resultados», recalcó Corrales.

El canciller hondureño advirtió que «estructurar esa nueva estrategia (antinarcóticos) va a tomar varias reuniones como la de hoy», pero las discusiones van «por buen camino».

En ese sentido, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, dijo que en la reunión de este lunes se aprobó una propuesta, que será elevada a los presidentes en la próxima reunión en Guatemala, para lograr el apoyo de la Cumbre de las Américas a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica.

«Es una propuesta de declaración para que todos los países de las Américas se comprometan a respaldar la Estrategia», y así los del SICA puedan «pedir mayor cooperación» y los cooperantes tengan «un sustento» para brindarla, explicó.

La Estrategia de Seguridad de Centroamérica fue adoptada por una cumbre presidencial del SICA en Guatemala en 2007 y presentada a la comunidad internacional en junio pasado, cuando logró compromisos de financiación por 2.000 millones de dólares por parte de organismos internacionales y países amigos.

Contempla 22 proyectos, que van desde la capacitación y profesionalización de las fuerzas de seguridad, su dotación de armas y hasta programas de prevención para jóvenes.

Martínez matizó que «el tema central» de la reunión en Guatemala será la Estrategia de Seguridad y que la iniciativa de Pérez Molina sólo «es uno de los puntos» a discutir.

Los cancilleres revisaron los avances para emprender los primeros ocho de los 22 proyectos de la Estrategia de Seguridad y los resultados del Grupo Consultivo, que se reunió en diciembre pasado en San Salvador, para ayudar a los países afectados por las lluvias en octubre, entre otros asuntos.

Los índices de violencia en Centroamérica, sobre todo en el Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala), han aumentado en los últimos años por la actividad de bandas de narcotraficantes, entre ellas grupos criminales mexicanos como Los Zetas, sumados a las pandillas o maras.

Según datos de las Naciones Unidas, la extrema violencia ligada al narcotráfico deja en Centroamérica 44 muertos por cada 100.000 habitantes al año, cuando la media mundial es de 8,8, mientras que su combate cuesta unos 1.300 millones de dólares anuales, según cifras del Banco Mundial citadas por el Gobierno de El Salvador.

A la reunión preparatoria celebrada hoy en San Salvador también asistieron los cancilleres Harold Caballeros, de Guatemala; Enrique Castillo, de Costa Rica, y Roberto Henríquez, de Panamá, así como el vicecanciller de Nicaragua, Valdrak Jaentschke, y representantes de Belice y la República Dominicana.
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,536SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img