spot_imgspot_img

Centroamérica a las puertas de un tsunami por COVID

Tegucigalpa/Washington –  La región centroamericana se enfrenta a un verdadero tsunami que golpeará sus economías  encada uno de las naciones que la conforman, debido al impacto que le ocasionará la pandemia del COVID-19, la cual devastará los empleos y atacará a los sectores más débiles y vulnerables de la sociedad, advierten organismos financieros y grandes instituciones financieras.

-Banco Mundial estima que economía hondureña caerá 2.3 por ciento, mientras el banco inglés Barclays señaló que la caída será del 4.4 por ciento.

El Banco Mundial publicó en Washington el informe “La Economía en los Tiempos del Covid-19”, donde destaca que la región centroamericana y el Caribe será golpeada por la pandemia.

El documento destaca que Nicaragua y El Salvador tendrán la mayor caída económica de Centroamérica este 2020 a causa de la pandemia del COVID-19 con el -4.3% cada uno, según cálculos del Banco Mundial (BM), que situó también a El Salvador como líder de la recuperación en el 2021 con un alza del 4.8 % seguido de Costa Rica con el 4.5 %.

El Banco Mundial publicó en Washington el informe “La Economía en los Tiempos del Covid-19”

El BM difundió  sus previsiones para América Latina y el Caribe en el marco de la crisis sanitaria internacional, según las cuales la región tendrá una caída global del 4.6% del producto interno bruto (PIB) con Ecuador y México a la cabeza con un -6%, cada uno.

En Centroamérica, El Salvador y Nicaragua tendrán este año una contracción del PIB del 4.3% cada uno seguido de Belice (-3.9 %) Costa Rica con -3.3%; Honduras con el -2.3 %; Panamá con el -2 % y Guatemala con el -1.8%.

Pero el banco inglés Barclays hizo predicciones más negativas sobre la economía regional y pronosticó que Honduras tendría una caída de su producto interno bruto de 4.4 por ciento, mientras que para Costa Rica pronóstico una contracción del 4 por ciento, El Salvador registraría un 3 por ciento de crecimiento negativo.

BAnco Barclays

La institución británica señala que debido al COVID-19 las economía son más golpeadas por la importancia del turismo, la dependencia de las remesas y la cadena global de producción.

El informe semestral de la Oficina del Economista en Jefe del BM para la región, Martín Rama, subrayó que “la pandemia del coronavirus está provocando un gran shock de oferta” en el mundo, buena parte del cual está ahora bajo cuarentenas y medidas de distanciamiento social que ha paralizado con distintas magnitudes la producción y la economía.

En ese contexto, “se prevé que la demanda de China y los países del G7 decaiga abruptamente, impactando a los países exportadores de materias primas en América del Sur y a los países exportadores de servicios y bienes industriales en América Central y el Caribe”, dijo multilateral.

El catedrático de la Facultada de Economía de la estatal Universidad de Panamá (UP), Rolando Gordón, dijo a EFE que el “golpes es fuerte” para subregión centroamericana, que tiene economías heterogéneas, algunas muy dependientes del sector externo como es el caso de Panamá.

Hay otros países centroamericanos “que dependen mucho de las remesas” procedentes especialmente de EE.UU. y que previsiblemente tendrá “una caída fuerte” dado los estragos que pandemia está causando en la nación norteamericana, el principal destino de las exportaciones de la región, explicó Gordón.

Las remesas equivalen a cerca del 20 % del PIB de Honduras; al 17 % del PIB de El Salvador, y al 10 % del de Guatemala, de acuerdo con los datos oficiales.

Pero una ventaja de la región en el contexto de esta crisis “es que muchos de sus países tienen una gran producción agrícola, que le permite alimentar a su población sin recurrir a tantas compras internacionales”, un caso en el que no se encuentra Panamá, “cuyo sector agrícola representa apenas el 1,5 % del PIB”, agregó el catedrático universitario.

banco mundial

El rebote en el 2021

Para el 2021, el Banco Mundial calcula una recuperación de la economía con El Salvador a la cabeza con el 4.8 %, seguido de Costa Rica con el 4.5 %; Guatemala con el 4.4 %; Panamá con el 4.2 %; Honduras con el 3.9 %; República Dominicana con el 2.5 % y Nicaragua con el 1.9 %.

En el caso específico de Panamá, el decano Gordón cree que la recuperación económica “no será tan rápido ni tan fuerte” como prevé el multilateral.

Panamá “es un país que depende mucho del comercio internacional, y de lo que se haga afuera. Somos vendedores de servicios. Y si esos servicios continúan paralizados en parte o creciendo poco, eso se va a reflejar en la economía y yo no creo que llegue por allá al 4 %” en el 2021, dijo el experto.

Defender empleo

En Honduras, el sector empresarial y el gobierno se han puesto de acuerdo, que además de lo importante que es salvar vidas, una vez que la emergencia sanitaria decretada por el COVID-19, la otra tarea será salvar empleos y reactivar el aparato productivo.

El gobierno decretó desde mediados de marzo pasado un confinamiento, suspendiendo las actividades productivas, académicas y recreativas para mantener el aislamiento social y lograr reducir la propagación de la enfermedad. Solamente se permiten actividades esenciales, como agrícolas, sanitarias, bancarias, combustibles, generación eléctrica y telecomunicaciones, entre otras.

Las grandes empresas han manifestado que mantendrán los puestos de trabajo y asegurarán el ingreso de sus colaboradores.

Pero las medidas adoptadas por el gobierno, solo han beneficiado a las micros, pequeñas y medianas empresas, quedando excluidas las grandes empresas, lo que hace temer que al final la cadena quede interrumpida y se pierdan empleos. La dirigencia empresarial ha pedido que las compañías grandes sean beneficiadas con alivi fiscal.

Ya anunciaron suspensiones de trabajadores empresas del rubro de la maquila, tabaco, call center, que han sido por miles.

Dirigentes del sector de la micro y pequeña empresa anunciaron que de continuar el confinamiento será inevitable que se pierdan decenas de miles de empleos.

Revisión

El Banco Central de Honduras (BCH) había pronosticado un crecimiento del PIB este 2020 en un rango del 1.5-2.5 por ciento, menor al 2.7 por ciento en que creció la economía el 2019.

Pero el propio presidente del BCH, Wilfredo Cerrato, había admitido que dicho pronóstico debía revisarse para medir el impacto de la pandemia del coronavirus.

Asimismo, Cerrato dijo que debía revisarse el crecimiento del ingreso de remesas a causa de la pandemia, ya que en Estados Unidos ha golpeado a la economía.

Impacto fuerte

Por su lado el economista Hugo Noé Pino, comentando las previsiones del Banco Mundial, dijo que la situación de Centroamérica y de Honduras en particular es “compleja” y el panorama “no es alentador”.

En una intervención en el noticiero TN5 de Televicentro, que dirige Renato Álvarez, Pino admitió que el impacto de la pandemia en la economía regional “será muy fuerte”.

Estimó que habrá caída en el ingreso de remesas, de inversión extranjera y que el impacto será por la demanda externa e interna.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,866SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img