Carter cree que Mubarak «tendrá que irse» y abandonar el poder en Egipto

Washington – El ex presidente estadounidense Jimmy Carter aseguró hoy que el mandatario Hosni Mubarak «tendrá que irse» y abandonar el poder en Egipto tras 30 años, porque así se lo exige el propio pueblo egipcio.
 

Carter, que fue presidente de Estados Unidos entre 1977 y 1981 y un actor clave a la hora de forjar el acuerdo de paz entre Egipto e Israel de 1978, dijo hoy en Plains (Georgia, EE.UU.), que la crisis egipcia es un sismo político, un «acontecimiento que hace temblar la tierra».

Durante las negociaciones de paz, Carter trabajó con el entonces presidente de Egipto Anwar Sadat y el ex primer ministro israelí Menahem Begin. Mubarak se convirtió en presidente después del asesinato de Sadat en 1981.

«Conozco a Mubarak bastante bien», señaló Carter, porque cuando «Sadat tenía un mensaje que transmitir enviaba a Mubarak», que era vicepresidente de Egipto cuando tuvieron lugar las negociaciones de paz entre Egipto e Israel, dijo Carter en declaraciones que recoge el diario Ledger Enquirer.

El ex presidente de EE.UU. sostuvo que las protestas en Egipto que se producen desde hace una semana con el fin de exigir la renuncia de Mubarak, es el acontecimiento «de mayor transcendencia» que tiene lugar en Oriente Medio desde que él abandonó la Casa Blanca.

En los 30 años que lleva en el poder en Egipto, Mubarak se ha convertido en un líder «cada vez más corrupto» políticamente hablando y «se ha perpetuado en el cargo», indicó Carter.

El ex gobernante cree que los disturbios se suavizarán esta semana, pero afirmó que, en su opinión, «Mubarak tendrá que irse».

«EE.UU. quiere que Mubarak se quede en el poder, pero la gente ha tomado una decisión», dijo el ex mandatario, quien afirmó que el líder egipcio ha venido siendo una preocupación para Washington.

«Otros presidentes estadounidenses dijeron en privado a Mubarak que tiene que haber libertades», explicó, apuntando a los medios de comunicación y a la libertad de prensa y de expresión.

«Organizaciones de medios -televisiones o periódicos- que criticaron a Mubarak fueron eliminados o sus responsables metidos en prisión», indicó Carter.

Mubarak, dentro de la medidas que ha anunciado para tratar de apaciguar al pueblo egipcio y acometer las reformas necesarias, nombró un nuevo Gobierno y designó a Omar Suleimán, jefe de los Servicios Secretos, como vicepresidente, cargo que estaba vacante desde que Mubarak accedió al poder en 1981.

«Es un hombre inteligente que me cae muy bien», señaló Carter al respecto.

«En los últimos cuatro o cinco años cuando he ido a Egipto no he ido a hablar con Mubarak porque habla como un político. Si quiero saber lo que pasa en Oriente Medio hablo con Suleimán. Hasta donde yo sé, él siempre me ha dicho la verdad», sostuvo Carter.

Carter también dejó claro que, a su juicio, las protestas en Egipto no son resultado de una revolución «orquestada por musulmanes extremistas».

Lo + Nuevo

22,265FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte