spot_imgspot_img

Cargill invierte en la región y ratifica su compromiso de crecimiento en Honduras

Por:

Honduras-.  A lo largo de más de 50 años de presencia en la región, Cargill ha visto el potencial de la agricultura para impactar positivamente en las comunidades y ser parte de la solución para hacerle frente a los desafíos de sostenibilidad más urgentes del planeta.

La emergencia sanitaria cambió la manera de vivir, interactuar, trabajar, producir y comercializar. Cargill, en este contexto retador, enfrentó los desafíos enfocándose en su propósito y valores fundamentales: priorizar a las personas, hacer lo correcto y apuntar a la excelencia.  

Durante este período, la compañía enfrentó retos importantes como la emergencia sanitaria por el COVID-19 y los embates de los huracanes ETA e IOTA. El impacto de la respuesta e inversión de Cargill en la región fue:

Para el apoyo contra el COVID: Alrededor de 370,000 personas fueron beneficiadas en la región, entre ellos: estudiantes de centros educativos, productores, microempresarios y familias de comunidades vecinas a sus operaciones. Además, se crearon planes integrales para asegurar la salud de sus colaboradores en tiempos de pandemia, la empresa estableció un centro de llamadas para brindar información, acompañamiento y dar seguimiento diario a cada colaborador afectado por el virus. Adicionalmente, se instalaron clínicas móviles con médicos especialistas, túneles de toma de temperatura, screening y pruebas de olfato, así como campañas educativas y preventivas.

Para la mitigación del efecto de los huracanes: Gracias al apoyo de organizaciones aliadas como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), CARE, World Central Kitchen, Fundación Fabretto, Fundación para el Desarrollo de la Zona Sur (FUNDESUR) y Glasswing International, se beneficiaron a más de 320,000 personas en Guatemala, Honduras y Nicaragua. Además, más de 4,000 mascotas recibieron alimento en alianza con organizaciones como la Asociación Nacional Protectora de Animales (ANPA) y Protección Animal (PROANI).

En Honduras se creó el movimiento “Juntos somos más fuertes” en coordinación con más de 45 empresas aliadas que volcaron su apoyo para atender a las comunidades afectadas por los desastres naturales entregando más de 275,000 raciones de comidas, con la ayuda de 1,200 voluntarios de Cargill y otras empresas. La inversión de aportes de ONG y empresas donantes fue de US$380,000.

Cargill, preocupado por el bienestar de sus colaboradores en todo el mundo, estableció un fondo de ayuda para respaldarlos en momentos de desastres naturales o personales apoyando a más de 1,605 de sus colaboradores en la región centroamericana.  

“Mientras seguimos trazando el camino a la recuperación y al crecimiento, quiero agradecer a nuestros consumidores, a nuestros clientes que en Centroamérica continúan confiando en nosotros y en especial, a los más de diez mil colaboradores y sus familias por su dedicación y entrega, sin su apoyo, nada de esto hubiera sido posible”, indicó Xavier Vargas, presidente de Cargill Centroamérica.

La responsabilidad social empresarial en Cargill es pieza clave de su modelo integral de negocios y está presente en todo lo que hacen. Mediante la RSE, Cargill desarrolló programas integrales sobre nutrición y educación, seguridad alimentaria y productividad en toda la región centroamericana, algunos fueron:

Nutriendo el Futuro: con el apoyo de CARE, se realizaron esfuerzos para mejorar la seguridad alimentaria y nutrición de las familias. Durante este periodo se beneficiaron más de 33,000 personas en la región, de las cuales el 50% son mujeres. El programa contó con el aporte de US$2.5 millones.

Crece Sano: en alianza con World Central Kitchen, se llevaron a cabo capacitaciones sobre seguridad alimentaria, nutrición y técnicas culinarias para las personas a cargo de las cocinas de las escuelas. Con el involucramiento de 198 cocineros, durante el periodo se impactó a 40 escuelas y más de 1,300 estudiantes de la región. La inversión social ronda los US$62,000.

Promete: con el objetivo de contribuir al fortalecimiento e innovación de los sectores de piscicultura, porcicultura y ganadería láctea se llevó a cabo este proyecto junto a Heifer Internacional. Gracias a esto, se beneficiaron más de 500 familias de productores pecuarios de Guatemala, Honduras y Nicaragua y se invirtieron más de US$138,000.

Prosperando con nuestros clientes: se trata de una iniciativa que busca fortalecer las capacidades empresariales de MiPymes asociadas a la cadena de valor de la empresa, la mayoría liderada por mujeres. Durante el periodo 2019 – 2021 se beneficiaron 28 MiPymes de Honduras y Nicaragua y los fondos de inversión ascendieron a US$67,000.

Dejando Huella: programa de bienestar animal que incentiva el conocimiento sobre cuido responsable y bienestar de mascotas, en el cual se han invertido más de US$102,000 con el involucramiento de 4,000 estudiantes, 475 padres y madres de familia en 16 centros educativos en Honduras, Guatemala y Costa Rica.  

Jackeline Contreras, beneficiada del programa “Prosperando con nuestros clientes” expresó: “Este nuevo modelo de negocio ha tenido un impacto positivo tanto a nivel personal como comunitario. A nivel personal nos ha ayudado incrementar nuestras ganancias, por lo tanto, nuestros ahorros. A nivel de comunidad estamos brindando un mejor servicio a nuestros clientes”.

Además de los programas permanentes de RSE, Cargill recientemente anunció un compromiso de inversión de US$150 millones para la región, específicamente para apoyo en Honduras, Guatemala y el Salvador. Esta inversión creará fuentes de trabajo y apoyará el desarrollo de micro, pequeños y medianos emprendedores buscando mejorar la calidad de vida; y con ello, promover resiliencia económica.

Programas en Honduras – Informe Cargill 2019 – 2021:

A través de una robusta estrategia de Responsabilidad Corporativa y, con apoyo de aliados estratégicos, Cargill de Honduras en conjunto con sus marcas Pollo Norteño, Delicia, Kimby, Alcon, Gati y Dogui desarrolló alianzas y programas con los siguientes resultados:

  • La inversión de fondos en proyectos sociales fue de más de US$1,375,000.
  • El 71% de los colaboradores de Cargill en Honduras se sumaron para hacer 3,466 horas de voluntariado y recaudaron US$50,800 para diferentes programas.
  • Se atendieron 25,148 niños y 176 escuelas.
  • Se donaron 428,150 libras de producto y se sirvieron 329,883 platos de alimento para garantizar la seguridad alimentaria.
  • Se capacitaron 20 MiPymes gracias al programa “Prosperando con nuestros clientes”.
  • Se atendieron 628 productores de nuestra cadena de valor.
  • Los principales aliados de Cargill en Honduras fueron Banco de Alimentos, CEPUDO (Capacitación, Educación, Producción, Unificación, Desarrollo,Organización),  CARE,FUNDES, FUNDESUR, Heifer Internacional, Glasswing International, Programa Mundial de Alimentos, Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional, World Central Kitchen.
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img