Cardenal clama y recuerda: no matar, no robar y no mentir

Tegucigalpa – En la celebración del 267 aniversario del hallazgo de la Virgen de Suyapa, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez instó al gobierno del presidente Juan Hernández Alvarado y a todos los hondureños a no cansarse de hacer el bien para lograr el desarrollo de Honduras.
 

– Rodríguez pidió erradicar la lepra que existe en el país.

– Instó al pueblo a no dejarse deprimir por la pobreza que azota a Honduras.

– Pidió a los políticos que no se cansen de hacer el bien.

Los feligreses católicos celebran el 3 de febrero el día dedicado a la patrona de Honduras, a la virgen María de Suyapa. Al acto religioso se hicieron presentes el dignatario Juan Hernández Alvarado, su esposa Ana de Hernández, designados presidenciales y otros integrantes del gabinete de gobierno, así como el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera Avilés; el alcalde capitalino Nasry Asfura, diputados y cuerpo diplomático asignado a este país centroamericano.

En la celebración de la eucaristía, el alto jerarca de la Iglesia Católica hizo un llamado a la reflexión a las autoridades hondureñas, en la cual pidió un cese a la violencia, combatir la corrupción y buscar el bien común para todo el pueblo hondureño.

“Estamos comenzando una nueva etapa en la historia de nuestra Honduras; Dios promete un cielo nuevo, pero también una tierra nueva, y cuando nos iluminamos con la palabra de Dios podemos también construir una tierra nueva y en esa esperanza estamos infundidos para que Honduras sea una tierra nueva”, señaló.

Agregó que “señor presidente (Juan Hernández), y su gabinete, ustedes también hoy son objeto de una gran esperanza de parte de este pueblo, con la ayuda de Dios pueden hacer una Honduras nueva.

También hemos escuchado el salmo “el Señor nos llama a la alegría”… ¿cuándo estamos tristes?, se preguntó, acto seguido dijo “cuando no tenemos el amor de Jesús verdaderamente no podemos comunicar optimismo, energía, la alegría para construir, y el mensaje de hoy es “Alégrate María”, y hoy también la virgen de Suyapa nos dice “Alégrate Honduras, trata de vivir la santa ley de Dios y tu vas a cosechar la alegría”, explicó.

“Y si hemos perdido la alegría es porque no hemos seguido la santa ley de Dios, pareciera que algunos han olvidado los mandamientos de la ley de Dios y la palabra es muy clara, cuando nos apartamos de la palabra de Dios llega el mal, el sufrimiento, la tristeza, pareciera que algunos han olvidado el mandamiento de no matar, y eso tenemos que recobrarlo porque no es posible que en Honduras mueran y mueran víctimas de una violencia que denota que no ha llegado la palabra de Dios, es por ello que hoy la virgen nos llama a una gran misión y es amar al prójimo tal y como lo enseñó Jesucristo y que forma parte de los 10 mandamientos.”, argumentó.

“Hoy le pedimos a la Virgen María de Suyapa con estos millares de peregrinos que vuelva a reinar el encuentro con Jesús en la cultura hondureña, así recordaremos que no hay que matar, robar y mentir”, indicó.

“En nuestra Honduras nos hace falta clamar cada día, pedir su gracia para que abra ese corazón frío y sacuda la vida en medio de tantos problemas, por eso hoy con el corazón abierto tenemos que reconocer esa mirada de amor con el que nos mira Jesucristo y la Virgen María de Suyapa ”, manifestó.

Añadió “qué hermoso es ver a los miles de peregrinos que pasan por este santuario de rodillas, buscando el rostro de Jesús, de Dios y también del hermano y la hermana, lo que naturalmente ocurre es que debemos anunciar lo que hemos visto y oído comunicando el evangelio”.

El Cardenal Rodríguez sostuvo que Honduras necesita que el evangelio entre en cada casa, ya no queremos confrontación, división, ni odio, ni violencia porque todos somos hijos del mismo padre, y la nuestra madre María de Suyapa nos enseña a hacer un pueblo de hermanos, nos llama a construir una nueva cultura y sentirnos orgullosos de ser hondureños y no tener que avergonzarnos porque nos dicen que estamos sumidos en corrupción y violencia, eso no quiere Dios para nuestro país, por lo que tenemos que desarrollar una cercanía con Dios”.

Hizo un llamado a acabar con la lepra que existe en el país, “el gobierno debe de trazarse la meta de acabar con la lepra que hay en Honduras, y que al termino de este gobierno esa enfermedad sea erradicada porque si tiene cura”, indicó.

“No nos cansemos de hacer el bien, ese puede ser un lema para ustedes que forman parte del gabinete de gobierno, para poder cosechar esos frutos que necesitamos y vamos a buscar que nuestro pueblo crezca y se supere y alcance metas de desarrollo más grande, más allá de toda apariencia tenemos que ver a Jesús en cada persona que se acerca a nosotros y si logramos ayudar a una sola persona a vivir mejor eso justifica la entrega de nuestras vidas”, enfatizó.

“Con la pobreza que tenemos en Honduras no nos podemos deprimir”, finalizó.

Lo + Nuevo

22,258FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte