spot_imgspot_img

Capacidad hospitalaria por COVID supera el 90 % en Tegucigalpa

Tegucigalpa – Del triaje del bulevar Juan Pablo II, me remitieron al Seguro Social, la enfermera dijo que ocupaba ser hospitalizado, llegué a las 9:00 de la mañana, me atendieron de inmediato y me llevaron a la Sala de Emergencias, una enfermera me indicó que ahí debía esperar, pero lo que ella no me explicó, es que serían varias horas, contó Manuel Flores, un capitalino contagiado de COVID-19.

– En un 77 % se encuentras las diferentes UCI de los hospitales públicos de Tegucigalpa.

– En un 38 % han incrementado las atenciones en los centros triajes de la ciudad.

Eran las 3:00 de larde y yo seguía en la sala de emergencias, -recordó Flores-, no sabía lo que estaba pasando, ya que me sugirieron hospitalizarme porque estaba teniendo problemas para respirar, mi saturación de oxigeno era en ese entonces de 88, llegue a desesperarme porque nadie se acercaba para atenderme e informarme de la situación.

A mi esposa e hija las despacharon, entonces ellas informaron al resto de la familia que yo estaba internado, en eso una pariente que es médico y labora en el IHSS, llegó a eso de las 3:25 de la tarde y subió al piso 8 del hospital para buscarme y conocer sobre mi estado de salud, pero se encontró con la sorpresa que no había sido ingresado a la sala COVID.

En eso, don Manuel contó, que entró en un período de desesperación, porque seguía con dificultad para respirar; decidió buscar ayuda entre las personas que estaban ahí, pero nadie de ellas le daba una solución, fue hasta las 4:05 de la tarde que su pariente lo encontró y le aclaró lo que sucedía que en realidad “no había sido ingresado porque no había cupo en la sala COVID”.

“Me dijo que el hospital estaba lleno, que no había espacio y que probablemente debería esterar hasta el siguiente día, en realidad pensé que no iba a salir con vida de ahí, he podido superar esa terrible enfermedad pero no ha sido fácil”, relató don Manuel a Proceso Digital.

Primero San Pedro Sula y ahora Tegucigalpa

El Hospital Escuela está en su máxima capacidad de atención y de hospitalización

Este momento de angustia por haberse contagiado del virus y sumado a ello, el colapso del sistema hospitalario, es el reflejo que muchos capitalinos podrían estar viviendo en este instante, justamente cuando la pandemia del COVID arrecia con mucha agresividad sobre Tegucigalpa.

En los meses iniciales de la pandemia, marzo, abril, mayo y junio, San Pedro Sula, fue  considerada epicentro de contagio, ya que los hospitales públicos y privados colapsaron en ese momento, eso no indica que el COVID no representa riesgo inminente para la población en esa ciudad.

Sin embargo, los expertos venían advirtiendo que si no se tomaban acciones precisas, el desborde del sistema hospitalario sería inevitable después del feriado de la Semana Santa, donde un poco más de 600 mil personas se movilizaron a los distintos destinos turismos del país.

Semana Santa el detonante

En los hospitales púbicos se arman grandes filas de personas buscando asistencia médica por COVID-19

Es decir que tras la semana de vacaciones al 21 de abril, 166 personas murieron a causa del COVID en Tegucigalpa; 71 fallecieron en el Hospital Escuela, 40 en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, 38 en el  Instituto Nacional Cardiopulmonar y 17 en el Hospital General San Felipe.

La cifra anterior indica claramente que en los últimos 14 días del presente mes, en un promedio diario unas 12 personas fallecieron por COVID-19 en los hospitales públicos, antes mencionados de la capital Tegucigalpa. Tomando en cuenta que hay días en que se reportan hasta 20 decesos.

Más de un millar de personas han fallecido a causa del COVID-19 en Tegucigalpa.

Y es que según datos de la Región Metropolitana de la Salud del Distrito Central, casi mil 200 capitalinos fallecieron por COVID-19 desde que inició la pandemia en marzo del 2020; por ende, es la cifra más grande que registra un municipio en lo que concierne a Francisco Morazán (FM).

Cifras alarmantes en Tegucigalpa 

El Sistema Nacional del Gestión de Riesgos, contabiliza 57 mil 850 contagios en este departamento, de los que unos 47 mil pertenecen a la capital, además, hay que sumar mil 465 decesos en FM; que según la Región Metropolitana, unos mil 200 corresponden al Distrito Central.

Esas desalentadoras cifras -dice el jefe de Región Sanitaria-, Harry Bock, seguirán en aumento porque la ciudadanía ha descuidado el compromiso por los protocolos de bioseguridad, pese a los constantes llamados que se han venido haciendo desde el sistema sanitario.

Los cuatro sanatorios tienen capacidad para hospitalizar en sus salas COVID a unas 500 personas, 200 en Instituto Hondureño de Seguridad Social, 120 en el Hospital Escuela, 100 en el Instituto Nacional Cardiopulmonar, y 80 en el Hospital General San Felipe; y las unidades de cuidados intensivos en estos sanatorios alcanzan para 52 pacientes.

Al borde del colapso hospitalario 

El Instituto Nacional Cardiopulmonar, es uno de los centros hospitalarios que se encuentra en su máxima capacidad de atención.

En los sanatorios, un total de 451 personas están hospitalizadas en este momento, solo restan 49 cupos, lo que indica que la capacidad hospitalaria en el Distrito Central es de 90.2% y con sumas posibilidades de que colapse por la demanda de atención, según los expertos.

Respecto a las unidades de cuidados intensivos, están en su máxima capacidad, excepto el Seguro Social que tiene ocupadas 13 de sus 25 cupos totales, pero lo que concierne al Hospital San Felipe (5), El Tórax (6), y Hospital Escuela (16) se encuentran en un 100 % de su capacidad instalada, es decir que las salas UCI de la ciudad están en un 77 %.   

El doctor Bock, informó recientemente que las atenciones en los centros de triaje incrementaron en un 38% tras las vacaciones de Semana Santa, que la situación obedece a la indisciplina ciudadana mostrada en los últimos días, pese a que la pandemia sigue más activa que nunca.

Triajes capitalinos

En los centros triajes se ha incrementado la atención en un 38%

El profesional de la medicina detalló que la ciudad tiene habilitados seis centros triajes para la atención de virus, con capacidad para estabilizar a 206 personas; donde se han atendido desde el inicio de la pandemia a 363 mil 142 pacientes, de los que más 168 mil corresponden a los tres meses y medio de este 2021 “solo en la semana epidemiológica número 15 se diagnosticaron unos 12 mil casos”, puntualizó.    

En Honduras un total de 202 mil 413 personas se han contagiado, mil 976 fallecieron  y 76 mil 476 lograron recuperarse del COVID; mil 202 paciente están en hospitales, 656 en condición estable, 484 graves y 62 en unidades de cuidados intensivos.

Sin espacio en los hospitales

La doctora Nora Maradiaga

En ese contexto, la directora del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP) la doctora Nora Maradiaga es clara en afirmar que, ya no hay cupos en el hospital, nosotros estamos llenos, la situación es cada vez más crítica con el tema del COVID.

La galena contó que el momento más crítico de la pandemia en Honduras se vivió en junio del 2020, donde las personas llegaban al hospital dando hasta respiración boca a boca a sus familiares “y lo lamentable es que estamos aproximándonos a esos tristes escenarios”.

En el INCP, también conocido como el Hospital del Tórax en Tegucigalpa, se reciben al menos 15 solicitudes de hospitalización al día, pero no todos se pueden ingresar, tenemos información que hay días en que hasta 10 personas queda esperando cupo para ser ingresadas a una sala COVID.

En este centro asistencial -dice la doctora Maradiaga-, están llegando jóvenes entre 18 y 20 años con complicaciones de salud muy avanzadas, incluso se ha llegado a analizar a no recibir pacientes que tengan más de 10 días de estar contagiados porque las posibilidades de salvarse son muy pocas.  

Las personas sometidas a largas esperas

“Hay casos de pacientes que llegan hasta con más de 70 % de afectación en los pulmones, esto se está volviendo común ahora”, agregó la especialista en neumología. 

Asimismo recordó un episodio triste que vivió con una colega que se contagió, yo di instrucción para que la ingresaran a la UCI, pero quienes estaban a cargo, me informaron que solo había un cupo y que el hijo de ella también estaba en una situación crítica.

Tristemente ella falleció, no pudo recuperarse, finalmente el equipo médico que estaba a cargo determinó ingresar al joven que sí logró vencer el virus, “cuento esto porque ahora estamos aproximándonos a esa misma situación”. 

“Estamos esperando que haya altas médicas en la sala de COVID, para ingresar más pacientes, justamente ahora hay personas que esperan hasta cuatro o cinco días en un triaje para lograr ser ingresados en un hospital de la ciudad”, dijo. JP

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,123FansMe gusta
37,800SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img