Caficultores azotados por la roya y los bajos precios

Tegucigalpa La caficultura hondureña enfrenta dos grandes adversidades: La caída del precio en el mercado internacional y la precariedad de la indiferencia gremial y el avance de la la roya que ataca las plantaciones.

Pero el sector ve hacia el futuro y pone su esperanza en la próxima cosecha 2019-2020 donde se estiman que los precios superen los 100 dólares por quintal.

El panorama actual de los caficultores es devastador, según lo señalado por los dirigentes y productores del sector, destacando que el mayor problema es el bajo precio con que los mercados internacionales retribuyen al cultivador, pero a eso se les suman las cuotas gremiales de retención desproporcionas y la desatención de su dirigencia, especialmente en el caso de los que tienen cultivos menores de 10 manzanas de extensión y cuyo producto no es técnicamente de mayor nivel.

Actualmente se cotiza el saco de 46 kilos entre 90-93 dólares, pero existe un temor generalizado en el sector que se desplome a los 80 dólares por quintal, algo que provocaría que miles de cultivadores abandonen la actividad, ya que no cubriría los costos.

Las iniciativas para mantener en marcha los cafetales en los 15 de los 18 departamentos de Honduras no han sido eficientes, de acuerdo con los actores. Ellos también critican al gobierno y al Congreso Nacional por no impulsar programas que sean efectivos para salvar al rubro, pero en especial a los pequeños caficultores, que conforman la mayoría de las más de 110 mil familias que se dedican a esta actividad.

Hasta la fecha, las exportaciones de café han generado ingresos por el orden de 649 millones de dólares, una caída debido a que el precio ha bajado un 16 por ciento y que en términos absolutos son 250 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Honduras (BCH).

Indiferencia

La preocupación por los bajos precios del café en el mercado internacional cobra matices de alarma por algunas proyecciones que hablan de una caída hasta los 80 dólares por quintal de 46 kilogramos; una realidad que de llegar a cumplirse obligaría a revisar las cifras macroeconómicas del país y a resignarse a perder el tercer lugar entre los países más productores de América.

En ese sentido, los productores de café han lanzado un SOS a las autoridades del gobierno para poder rescatar sus fincas, según manifestó el diputado y caficultor del departamento de El Paraíso, Cristian Saavedra.

“La verdad es que con preocupación vemos el tema y la displicencia y la indiferencia con la que, tanto el Poder Legislativo como el Ejecutivo han tomado la problemática del sector café en vista de que hay un buen número de decretos orientados a buscar una salida a la problemática financiera que el sector atraviesa”, apuntó.

Detalló que él mismo presentó ante el pleno una iniciativa en la que se pide a la Secretaría de Finanzas destinar un 10 por ciento de las divisas captadas por la actividad cafetalera de la cosecha 2017-2018 a fin de crear un fondo bono que sirva para fertilizar sus fincas.

Sin embargo, con extrañez y preocupación lamenta que el proyecto de decreto ni siquiera ha sido dictaminado cuando la época de fertilización está a la vuelta de la esquina y el régimen de lluvias ha iniciado.

“Lamentablemente no vamos a poder fertilizar y las plantas se van a quedar en el suelo y no van a poder convertirse en grano, eso va a tener una repercusión increíble en la economía del país; podemos estimar que unos dos o tres millones de quintales van a dejar de percibirse por no tener la capacidad de nuestros productores de dar asistencia técnica a sus unidades”, advirtió Saavedra.

Repercusión en crecimiento del PIB

Julio raudales ecnomistasEn el contexto, el expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Julio Raudales, refirió que ha conversado con productores que están visualizando que el precio del café en el mercado internacional podría caer hasta los 80 dólares por saco de 46 kilos, lo que significa que “la producción cafetalera del país se va a ir al suelo totalmente y eso va a tener un impacto muy fuerte en la economía nacional”.

La semana que recién acaba de pasar el precio del café en los mercados mundiales osciló entre los 90 y 93 dólares por quintal, pero no baja de ese rango por lo que ya se habla sobre una reducción hacia la baja sobre el crecimiento económico del país en el Programa Monetario.

“Se tiene que hacer una reducción hacia la baja del crecimiento del Producto Interno Bruto, ojalá que el precio no se vaya a ir muy abajo porque eso lo que produciría que el crecimiento económico del país no supere el tres por ciento”, advirtió Raudales.

Pérdidas millonarias

Ese panorama sombrío hace presagiar que Honduras podría dejar de ocupar el puesto del quinto lugar en el mundo en la producción de café, pues la cosecha que está por concluir podría dejar casi cuatro millones de quintales menos, lejos de las proyecciones de 12 millones de quintales para la próxima cosecha.

Mario seguraEl también diputado y productor del grano, Mario Segura, señaló que la producción para el presente año cafetero bajará en alrededor de un 50 por ciento. “Se proyectaron 11.2 millones de quintales para la cosecha anterior y creo que no llegamos a los ocho millones, estamos perdiendo 350 millones de dólares en carácter de divisas y más de seis mil millones de lempiras de circulante en el país”, precisó.

No sólo los bajos precios en el mercado internacional afectan a los productores, pues también son agobiados por los préstamos con altas tasas de interés, la deducción de 13.25 dólares por quintal producido, deducciones por humedad y grano dañado, manipulación de pesas y medidas y la mayor de las amenazas es el avance voraz y veloz de la roya del cafeto, según manifestó a Proceso Digital el eterno presidente de la Unión de Cooperativas Cafetaleras de Honduras, Dagoberto Suazo.

Mejoramiento del precio

Fuera del enfoque de los otros actores de la cadena, acotó que no todas son malas noticias para la caficultura hondureña, pues según algunos expertos los malos precios son para el ciclo de cosecha que está por terminar y en la próxima cosecha el precio del aromático podría alcanzar y hasta superar los 150 dólares por quintal.

Suazo refirió que, si bien el precio en el mercado internacional podría caer hasta los 80 dólares en esta cosecha, en este momento el productor ya no tiene café, sino que está en manos de intermediarios y exportadores.

Añadió que la buena noticia también es que según los analistas para la nueva cosecha que inicia el 1 de octubre próximo se van a tener precios que van a superar los 100 dólares por quintal.

Tragedia e ironía

Sin embargo, a la tragedia que enfrentan los productores también se suma la ironía pues si bien el precio del aromático en el mercado internacional empieza a mejorar este año, el 60 por ciento de los medianos y pequeños caficultores no tendrán que cortar porque al descuido de las fincas se agrega el paso devastador de la roya que este año se paseó sola por los cafetales ya que no hubo dinero para salirle al paso ni tampoco un polan preventivo por parte de los entes gremiales del rubro.

Suazo indicó que la mayoría de los caficultores que son pequeños y medianos cuando hay una mejoría del precio lo aprovechan para salir de algunas deudas, pero luego vuelve a caer el precio y se endeuda con prestamistas no bancarios que les cobran altos intereses mediante la usura.

En ese sentido, considera que hay que hacer un análisis profundo sobre la situación si se quieren encontrar soluciones permanentes a los problemas de los productores que hacen un aporte que va entre un cinco y ocho por ciento al PIB y entre 35 y 40 por ciento al Producto Nacional Agrícola.

Resaltó que lo más destacable es que el rubro está en manos de pequeños productores, no como sucede en otros sectores como la maquila, donde la mayoría son inversionistas extranjeros o nacionales que son millonarios.

Perspectiva 

Según el más reciente reporte, las exportaciones de café especial de Honduras sobrepasan los dos millones de quintales.

Así lo informó el subjefe del departamento de exportaciones del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé), Abdul Murillo, quien indicó que ya se terminó el octavo mes del año de cosecha y ya se registran más de dos millones de quintales de café diferenciado, lo que representa aproximadamente 34 por ciento del total de las exportaciones de café de Honduras.

Detalló que ese café ha sido enviado a diferentes destinos en Europa, principalmente a Alemania que es probablemente el mayor comprador de café diferenciado, así como a Bélgica y una buena parte al continente de Oceanía, específicamente a Australia.

Lo + Nuevo

22,256FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte