spot_imgspot_img

Buscar una relación diversa para no romper relaciones con Taiwán, sugiere ex canciller

Tegucigalpa – El ex canciller hondureño, Guillermo Pérez Cadalso, recomendó al Gobierno buscar alguna relación ecléctica (diversa) en la cual no se abandone la relación comercial con Taiwán.
 

El ex secretario de Relaciones Exteriores arguyó que con el diálogo y el acercamiento entre cancillerías avanzar en ese proceso sobre una decisión que ya estaría tomada por parte del Estado hondureño y que tiene que ver con el establecimiento de relaciones con la República Popular de China.

El ex funcionario explicó que la República Popular de China se ha convertido en la última década en una meca para los inversionistas del mundo porque es un país que se está proyectando de una manera rápida como una potencia mundial.

Sostuvo que China tiene mucha atracción de inversiones en todos los sentidos, de tal manera que los inversionistas del mundo están viendo hacia ese gran mercado.

“China se proyecta también como un país que está comprando deuda externa de otros países, es así como ha comprado una parte de la deuda de países europeos, así como de Estados Unidos”, indicó.

Añadió que se avizora que entre 10 y 15 años va a ser la primera potencia del mundo en términos económicos, en ese sentido, todos los estados están buscando de alguna manera acercarse a China Popular.

Aseguró que empresarios de la costa norte de Honduras desde hace mucho tiempo tienen una relación comercial con China.

A criterio de Pérez Cadalso, el problema aquí es que hemos tenido una relación excelente con Taiwán, es un país que ayudado mucho a Honduras, pero esa es una decisión soberana si se inicia una relación con China sin perjuicio de Taiwán.

Refirió que “lo que pasa es que Taiwán ve con mucho cariño a los países que lo reconocen como Estado y por eso es que ellos tienen un recelo con lo anunciado por el presidente Porfirio Lobo, pero el Gobierno tiene que hacer un tipo de acercamiento entre ambas partes para que la relación no se rompa”.

“El problema es que no se puede tener relaciones con los dos estados (Taiwán y China Popular), por eso algunos países han establecido una relación diplomática con China y han dejado una oficina de asuntos comerciales en Taiwán”, puntualizó.

Sostuvo que las posibilidades con China son ilimitadas, es un mercado enorme, que se proyecta económicamente al mundo desde hacer unos 15 años.

“Si se da ese paso debemos tener suficiente producto para sacar provecho a esa relación desde el punto de vista comercial”, sugirió.

En Centro América solo Costa Rica tiene relaciones con la República Popular de China.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,687SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img