spot_imgspot_img

Buscan soluciones conjuntas para frenar la destrucción del bosque centroamericano

Tegucigalpa – La reciente publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sobre la situación de los bosques a nivel mundial causó mucha alarma entre la población centroamericana. Mientras en otras regiones del planeta se ha mejorado la situación de los recursos forestales, la situación en Latinoamérica y particularmente Centroamérica se ha empeorado.

A excepción del país hermano Costa Rica, las demás naciones mesoamericanas han reportado nuevamente pérdidas en áreas boscosas. La creciente destrucción de los recursos forestales fue también uno de los principales temas de discusión en el IX Congreso Forestal Centroamericano que tuvo lugar en la ciudad de Panamá. Representantes del Programa Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal (Clifor), ejecutado por el Instituto para la Conservación Forestal (ICF) y financiado por la Unión Europea (UE) y el Gobierno Alemán (BMZ), y funcionarios del ICF estuvieron en el evento para intercambiar experiencias e ideas para contrarrestar esta lamentable tendencia negativa en nuestra región.

“Existe mucha preocupación por la destrucción de los bosques en casi todos los países de Centroamérica, causado por varias razones como las malas prácticas  agrícolas, ganadería extensiva, incendios forestales, presión demográfica, entre otros.

Otro tema de relevancia en la agenda del Congreso fue los efectos negativos del cambio climático que agobian la región centroamericana como por ejemplo períodos secos prolongados y la disminución de las fuentes de agua acontecida en los últimos años”, comenta Abraham Ramírez, Ingeniero Agrónomo del Programa Clifor.

Más de 100 expertos forestales de países como Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Cuba y Colombia se reunieron en el país canalero para debatir sobre mecanismos para frenar la comprobada devastación de áreas boscosas en Mesoamérica. Casi todas las naciones de la región luchan contra los mismos problemas.

En ese sentido, se han tomado varias medidas para conservar los recursos forestales. “En Honduras el ICF, con el apoyo de la Unión Europa y el Gobierno Alemán, impulsa la forestería comunitaria, donde cooperativas agroforestales de las comunidades se convierten al mismo tiempo en guardianes y beneficiados de los bosques. Bajo un plan de manejo forestal aprovechan los recursos forestales de una manera sostenible”, comenta la Ingeniera Karla Díaz, Jefe del Departamento de Desarrollo Forestal Comunitario del ICF.

Los resultados de esta política nacional son prometedores. En las zonas donde se aplica la forestería comunitaria, la tala ilegal de madera y los incendios forestales han reducido considerablemente. También la generación de empleo temporal, particularmente para mujeres y jóvenes, habla por sí mismo – por lo tanto se tiene el objetivo ampliar la forestería comunitaria.

De esta manera el Programa Clifor espera para el 2018 aumentar en 550,000 hectáreas las áreas de bosque bajo manejo forestal comunitario en El Paraíso, Yoro, Francisco Morazán, Olancho, Biosfera del Río Plátano y La Mosquitia. Estas experiencias y buenas prácticas los participantes hondureños transmitieron también a la audiencia del Congreso Forestal en Panamá. “A decir verdad, a nivel centroamericano Honduras ha sido el primer país que ha aplicado la forestería comunitaria en bosques nacionales y ejidales. Mucha gente nos preguntó por las experiencias, nuestros avances y la cantidad de áreas bajo el régimen de la forestería comunitaria”, relata Maria Pineda, ingeniera forestal del Programa Clifor.        

Indudablemente Honduras y los demás países centroamericanos disponen aún de bosques envidiables que otras regiones no tienen. Informes internacionales como el reciente publicado por la FAO son una seria llamada a los gobiernos, instituciones forestales y las poblaciones en Centroamérica para controlar y frenar la continua destrucción de los bosques en esta región.

El IX Congreso Forestal Centroamericano ha sido un paso en la dirección correcta “Recientemente se conformó una federación centroamericana de colegios profesionales forestales, donde también se integraron los países caribeños para abordar todos los problemas que enfrentan los bosques de la región y encontrar soluciones conjuntas para salvaguardar los recursos forestales”, expresa Karla Díaz del ICF. Un accionar en conjunto que promete avanzar en el manejo sostenible de los bosques en la región centroamericana es muy importante y que vale mucho para Honduras, un país con gran vocación forestal.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,932SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img