spot_imgspot_img

Brasil da último adiós al juez del Supremo que supervisó el caso Petrobras

Sao Paulo – Autoridades brasileñas, jueces y familiares velaron hoy Teori Zavascki, el magistrado que supervisaba las investigaciones del caso Petrobras en la Suprema Corte y que falleció el pasado jueves en un accidente aéreo en el estado de Río de Janeiro.

El presidente de Brasil, Michel Temer, acudió hoy acompañado de algunos de sus ministro al velatorio que se celebró en la ciudad de Porto Alegre (sur) y elogió la competencia «personal, moral y profesional» de Zavascki.

Algunos magistrados del Supremo Tribunal Federal (STF), entre ellos la presidenta Carmen Lucia Antunes, y el juez Sergio Moro, responsable por las investigaciones del caso Petrobras en Curitiba, también se desplazaron hasta la capital de Río Grande do Sul para dar el último adiós a Zavascki, cuyo cuerpo está previsto que sea enterrado por los familiares este sábado.

Moro, quien ha puesto contra las cuerdas a decenas de políticos sin fuero privilegiado y algunos de los empresarios más importantes del país, resaltó que el magistrado fue un «verdadero héroe» y, que a pesar de su muerte, «no todo está perdido» en la lucha contra la corrupción.

Visiblemente emocionado, el juez del Supremo José Antonio Dias Toffoli destacó la «serenidad, simplicidad y humildad» de Zavascki, cuya muerte, dijo, supuso una «gran pérdida para la nación y para el Poder Judicial».

Pese a estar en receso en el STF, Zavascki había estado trabajando con su equipo en las últimas semanas para avanzar en la homologación del acuerdo de delación premiada firmado por 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht.

La «confesión del fin del mundo», como llegó a ser bautizada por la prensa local, ha removido los cimientos del modelo político de Brasil al señalar a la cúpula legislativa de haber recibido supuestos cobros ilegales por parte Odebrecht.

En una delación filtrada por los medios de comunicación locales, el exvicepresidente de Relaciones Institucionales de Odebrecht Claudio Melo Filho, llegó a implicar al propio Temer, quien, según dijo, pidió tres millones de dólares para la campaña de su partido.

Temer será precisamente el encargado de indicar al sustituto de Zavascki en el Supremo, pero, debido a la «excepcionalidad» de la situación, la presidenta del STF, Carmen Lucia Antunes, podría redistribuir los procesos de la Lava Jato entre otros ministros de la Corte.

Temer se refirió hoy por primera vez al embrollo jurídico y anunció que tan sólo indicaría al suplente de Zavascki una vez que el Supremo decida quien será el nuevo instructor del caso Petrobras.

Mientras se especula sobre quién podría asumir los procesos de Zavascki, familiares han pedido una «buena investigación» sobre el accidente en el que murió el magistrado y otras cuatro personas, entre ellas el empresario Carlos Alberto Fernandes Filgueira, propietario del hotel Emiliano y dueño del avión.

«Tengo miedo de que pueda haber muchas cosas por detrás. Quiero que hagan una buena investigación», dijo la hermana del juez, Delci Zavascki, de 70 años, al periódico «O Estado de Sao Paulo».

Admitió que la familia «siempre estuvo preocupada» con el trabajo de Zavascki en la Lava Jato, como se conoce el gigantesco escándalo de corrupción por el que están siendo investigados medio centenar de políticos y ejecutivos de algunas de las empresas más importantes del país.

El hijo del magistrado, Francisco Zavascki, también solicitó el viernes una «investigación a fondo» porque, según dijo en una entrevista a Radio Estadao, sería «malo para el país tener un juez asesinado».

«Es preciso investigar a fondo y saber si fue un accidente o no, que la verdad salga a la luz, sea la que sea», señaló.

El mayo del año pasado Francisco Zavascki publicó un mensaje en las redes sociales en el que advertía de «movimientos de varios tipos para frenar la Lava Jato», lo que ha llevado a los brasileños a exponer una serie de teorías conspirativas.

«Alerto: si algo le paso a alguien de mi familia, ya saben donde buscar. Dejo el recado», aseguró en su perfil de Facebook el pasado año.

La caja negra del King Air C90GT, de Hawker Beechcraft, que registra las conversaciones con el piloto, fue encontrada por los equipos que investigan la caída del avión y será ahora analizada para determinar las causas del accidente.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,053FansMe gusta
37,523SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img