La Paz.- Un total de 33.697 vehículos con matrículas falsas o sin documentos que son producto del contrabando circulan en Bolivia y serán buscados por la Policía y las Fuerzas Armadas para su confiscación, confirmó hoy la Aduana Nacional.
 

La presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, detalló a los medios que se ha detectado 10.595 vehículos con matrículas clonadas, 7.512 con números de placas robadas, 5.483 con matrículas inventadas y 10.107 vehículos sin papeles legales.

La investigación fue hecha con la Agencia Nacional de Hidrocarburos, que controla la venta de combustibles con un sistema informático de empadronamiento que detectó las irregularidades.

El sistema descubrió matrículas clonadas hasta nueve veces.

Según Ardaya, se suspenderá la venta de combustibles para los vehículos detectados con irregularidades y después la Policía y las Fuerzas Armadas los confiscarán si sus propietarios no demuestran en los próximos días que su documentación es legal.

Las autoridades difundieron la información en momentos en que algunos sectores sociales han pedido mediante la prensa al presidente Evo Morales que apruebe una nueva amnistía para miles de vehículos sin papeles que ingresaron al país de contrabando supuestamente desde Chile.

En un discurso, Morales rechazó el viernes de plano la nueva petición de legalizar esos vehículos, como la que aprobó en 2011 y 2012 para al menos 70.000 autos indocumentados.

«Legalizar lo ilegal hace daño a la economía nacional, y todos la tenemos que cuidar», dijo el mandatario.

En 2011, los países vecinos protestaron porque se descubrió que miles de esos autos que pretendían ser legalizados en Bolivia habían sido robados en sus territorios y exigieron que sean devueltos.

La devolución se cumplió parcialmente porque la policía no pudo dar con todos los automóviles denunciados como robados