spot_imgspot_img

Blinken: Para luchar contra narcotráfico hay que reducir demanda en EEUU

Bogotá – El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró este miércoles, a su llegada a Colombia, que para luchar contra el narcotráfico hay que abordar las raíces del problema, como la inequidad o «reducir la demanda en EE.UU. que es la que está alimentando toda la actividad ilícita».

Blinken abordó en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Colombia, Iván Duque, los temas que debatirán en los dos días de visita oficial al país andino, entre los que están la crisis migratoria, el cambio climático y la implementación del acuerdo de paz y el narcotráfico.

«Nos vamos a enfocar a atacar las raíces del narcotráfico y otros retos como la inequidad, la corrupción, la impunidad (…) y eso significa invertir en la prevención y la recuperación de quienes están luchando contra la adicción», aseguró el líder de la diplomacia estadounidense.

En ese sentido, y en un discurso muy distinto al habitual de otros oficiales estadounidenses que están más enfocados en la erradicación de cultivos, Blinken abogó por «invertir en los jóvenes para que no sucumban a las tentaciones de la droga y formar a jueces y fiscales al igual que tener leyes que impidan que la corrupción mine la confianza de los ciudadanos».

Se trata de la primera visita de Blinken como secretario de Estado a Colombia, uno de los principales aliados de Estados Unidos en el continente y durante la cual mantendrá un Diálogo de Alto Nivel con Colombia.

«Claramente tenemos un camino para seguir avanzando, el diálogo de alto nivel, y mañana tendremos este proceso una vez más, un proceso altamente constructivo donde miramos todas las políticas públicas y los intereses bilaterales», señaló Duque durante la rueda de prensa.

REUNIÓN MIGRATORIA

El secretario de Estado asistirá esta tarde, junto a la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, y otros cancilleres americanos a la Conferencia Ministerial sobre Migración para debatir la crisis migratoria en el continente y el rampante aumento de haitianos que atraviesan Suramérica rumbo a México, EE.UU., y Canadá buscando oportunidades de futuro.

«Reconocemos que el gran reto migratorio que enfrentamos en el hemisferio requiere cooperación y colaboración hemisférica y una responsabilidad compartida y de eso se trata la reunión de más tarde», adelantó Blinken, quien aseguró que hoy se anunciarán «pasos concretos para hacerle frente a este retos».

Duque, por su parte, aseguró que «la conferencia (…) servirá también para buscar salidas entre ellas las que tienen que ver con un esfuerzo multilateral para desarticular la redes de tráfico de migrantes que están induciendo a muchas personas a moverse a puntos fronterizos con información equivocada, con engaños, cobrando dinero».

«Estados Unidos ha aportado también recursos con desembolsos muchos más rápidos que otros países donantes para atender situaciones específicas de la comunidad migrante en nuestro territorio», dijo Duque al agradecer a Washington.

También en cuestiones migratorias, el estadounidense quiso felicitar al Gobierno colombiano por el Estatuto Especial de Protección de Migrantes Venezolanos aprobado este año que busca regularizar a casi dos millones de migrantes del país vecino que viven en Colombia.

Este estatuto, dijo Blinken, «es un modelo para toda la región y también un modelo para el mundo».

Además de estos asuntos, EE.UU. y Colombia tratarán materias climáticas como la deforestación o las emisiones de carbono, para lo que Blinken espera que «el liderazgo colombiano inspire a otros a alcanzar objetivos mayores» y mostró su apoyo para que Colombia cumpla «las ambiciosas metas» ambientales.

El secretario de Estado también hizo énfasis en la «responsabilidad» y la «rendición de cuentas» de los Gobiernos sobre los abusos y violaciones de derechos humanos tanto en el conflicto armado como en la respuesta a las protestas vividas en Colombia entre mayo y junio de este año, por las que la Policía ha sido acusada de un uso desmedido de la fuerza y que dejaron 84 muertos, según organizaciones sociales.

En ese sentido, Duque le reiteró que su gobierno tiene «cero tolerancia con cualquier conducta de algún miembro de la fuerza pública en lo que tiene que ver con derechos humanos».

«Ponerle fin a la impunidad también es una de las mejores formas  para ponerle fin a abusos en futuro», auguró el estadounidense. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img