spot_imgspot_img

Biden hereda de Trump un país dividido y en crisis (Análisis) Por Alberto García Marrder


Washington, (EEUU).-(Especial para “Proceso Digital”- Por Alberto García Marrder).

El presidente electo norteamericano, Joe Biden, va a heredar de Donald Trump un país dividido, con una incontrolada pandemia del corona- virus y una desgarradora crisis económica.

Biden, de 77 años, ha ganado en las urnas. Pero el actual presidente no reconoce su derrota electoral y el lunes sus abogados comenzaran a impugnar, alegando un supuesto fraude electoral, los resultados en los últimos cuatro estados que estaban pendientes: Arizona, Georgia, Nevada y Pensilvania.

«La gente ha hablado», celebraban decenas de personas en Filadelfia, Pensilvania. EPA-EFE

Eso no es una sorpresa. Trump ya venía advirtiendo qué si él no ganaba las elecciones del 3 de noviembre, solo tendría que ser por un fraude electoral. Su intención está muy clara, la de llevar eventualmente esta supuesta pugna electoral al Tribunal Supremo en Washington, donde tiene ya una mayoría conservadora de jueces, 6-3, ”amigables”.

Es posible que esta última pataleta de Trump no le sirva de mucho y, eventualmente, tenga que hacer las maletas de la Casa Blanca, voluntariamente o no, antes del 20 de enero, día de la toma de posesión del nuevo presidente.

Ayer a mediodía, cuando los canales de televisión ABC, NBC, CBS y CNN dieron, casi al mismo tiempo, la noticia de la victoria electoral de Biden, las calles de las principales ciudades del país se llenaron de espontáneos a celebrarlo. Pero ojo, celebraban más la derrota de Trump que la victoria de Biden.

Con visible emoción, los partidarios de Biden salieron a las calles a festejar. EPA-EFE

En el ”Times Square” de Nueva York parecía más una celebración del tradicional Fin de Año o una victoria de los “Yankees” en la Serie Mundial de Beisbol.

Y en Washington, los que celebraban la victoria de Biden rodeaban el perímetro de la Casa Blanca, bailando y en tono festivo. Y entonces, paso una cosa muy curiosa.

Según la cadena CNN, Trump había pasado el día jugando al golf en su campo de golf en el vecino estado de Virginia. Y a su regreso a la Casa Blanca, su caravana de vehículos negros tuvo que hacerse paso entre los manifestantes alegres. Y que Trump dejó de saludar por la ventanilla de su super blindado auto, el “Cadillac One”, cuando se dio cuenta que no eran de los suyos. He cubierto, como periodista, muchas elecciones presidenciales y nunca había visto unas masivas celebraciones espontaneas y de celebración por la victoria de un aspirante a la presidencia o, mejor dicho, por la sonada derrota de un actual ocupante de la Casa Blanca.

Todas las calles conducen a la Casa Blanca: «Trump, estás despedido». EFE

He notado en las redes sociales la repetición de tres palabras que dicen mucho : “What a relief”. (“Que alivio”). Mas por el fin de Trump que por el nuevo presidente Biden.

Creo que lo que más le molestará a Trump es haber sido un presidente de apenas un solo mandato de cuatro años y no de dos.  Los últimos fueron Jimmy Carter (1977-1981) y George H.W. Bush (1989-1993).Y de haber sido derrotado en las urnas por un político de carrera que el consideraba como “insignificante”.

Lo que no se vislumbra es una transición pacífica de la presidencia, como la que hubo hace cuatro años cuando el presidente de entonces, el demócrata Barak Obama y la Primera Dama, Michelle Obama, invitaron a la Casa Blanca al presidente electo, el republicano Donald Trump y su esposa, Melania Trump.

Por ahora, Trump no reconoce su derrota y sigue insistiendo que le han robado las elecciones. Una acusación sin fundamento alguno.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,150SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img