Baja en pago de aguinaldos reducirá compras navideñas

Tegucigalpa – Diciembre es conocido como la época de Navidad que conlleva a que familiares realicen gastos en árboles, luces, comida, ropa y otras en la que invierten cada final de año como símbolo de  celebración por el arduo trabajo en 12 meses.

-Estiman disminuciones en el consumo durante diciembre

-Entre gobierno y maquila se garantizan 5 mil 500 millones de lempiras en pago de aguinaldos.

No obstante, para el presente año Honduras ha sufrido dos graves emergencias que ha afectado seriamente los empleos e ingresos, requisitos necesarios para el consumo y una estabilidad financiera en las familias.

El sector privado estima que más de 500 mil hondureños perdieron sus empleos o fueron suspendidos del mismo por la pandemia y los meteoros.

Pero economistas del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) estiman que la cantidad puede superar los 800 mil empleos destruidos y las pérdidas económicas superan los 10 mil millones de dólares (unos 250 mil millones de lempiras) este año.

La primera fue la pandemia del COVID-19 que afectó y sigue perjudicando a la ciudadanía desde marzo, mientras que en noviembre el paso de dos meteoros, Eta e Iota, arrasaron en el territorio hondureño causando graves daños en la mayoría de los departamentos y sectores como la agricultura, alimentario, infraestructura, turismo y dejando a miles de hondureños albergados y sin viviendas.

Estos eventos ciclónicos agravaron los problemas de empleos e ingresos de los hondureños que había causado originalmente la pandemia.

Por lo tanto, y la cercanía de los eventos con la época de compras navideñas, el sector privado y economistas coincidieron que estas catástrofes causarán una fuerte caída del consumo en la época de Navidad, una de las fechas de mayor consumo en Honduras.

El año pasado se estimó que solo la empresa privada pagó 10 mil millones de lempiras en aguinaldos, sumando los 3 mil millones que hizo el gobierno.

El 2020 es diferente

La Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), ya había alertado que la zona norte enfrentaría dificultades para afrontar las ventas navideñas debido a los daños por las dos tormentas, que provocaron severas destrucciones en el Valle de Sula, pulmón económico y comercial de Honduras.

El pago del decimotercer salario, conocido también como aguinaldo, es uno de los activadores del consumo decembrino,  pero en esta ocasión algunos empleados no podrán gozar ante la incapacidad de los negocios de cumplir por los efectos de la pandemia o los daños de dos meteoros.

El gobierno mediante la Secretaría de Finanzas garantizó el pago de su salario como de los aguinaldos a los empleados públicos, pese a tener una caída de los ingresos tributarios.

Se espera que la próxima semana comienza el pago del aguinaldo a los más de 200 mil funcionarios públicos, para lo cual el gobierno provisionó 3,500 millones de lempiras a fin de cumplirles a los burócratas.

Mientras que el sector privado apuntó que las empresas que puedan cumplir el aguinaldo que lo paguen, sino sugirió que negocien este pago con sus colaboradores.

En ese sentido, la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) señalaron a Proceso Digital que el sector cumplirá con los compromisos como lo ha venido haciendo.

El gerente regional para Tegucigalpa de la AHM, Guillermo Matamoros, dijo que pagarán en aguinaldo unos 2 mil millones de lempiras a sus 168 mil empleados.

Los 2 mil millones de lempiras se sumarían al salario que recibirán los trabajadores de la maquila por el mes de diciembre.

Igualmente otros sectores empresariales, pagarán el aguinaldo.

Los profesionales de la economía sugieren que los empleados que perciban el aguinaldo, lo ahorren para pagos a futuros o de deudas y no consumirlo en otras actividades.

Cambio de hábito en el consumo

Rafael Medina

El director de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, reconoció que habrá una disminución en el consumo para esta temporada navideña por la falta de empleos por la pandemia y los dos meteoros.

Además, atribuyó que la disminución de las ventas en los comercios y empresas se deberá a un cambio de hábito en el consumidor.

“La demanda se ha achicado, creemos que las ventas no serán como en años anteriores”, declaró Medina a Proceso Digital.

Señaló que todas las empresas o comercio, sean pequeños, medianas o grandes, serán afectados por la disminución del circulante económico.

Medina estimó que para el próximo año continuará la incertidumbre en el sector privado, mientras el país no tenga una vacuna contra el COVID-19.

Igualmente, aclaró que las empresas que tengan la capacidad de pagar el aguinaldo a los empleados deben de hacerlo.

No obstante, citó que la ley otorga que las empresas puedan negociar el pago del decimotercer salario con el visto bueno de los trabajadores.

Ahorro de aguinaldos

Claudio Salgado

El economista Claudio Salgado recomendó que en momentos de emergencia, los hondureños que serán beneficiados con pagos de aguinaldos deban ahorrarlos y hacer un uso adecuado de ello para el futuro.

“Nuestro objetivo como familia debe ser ahorrar todo lo que se pueda para hacerle frente a los gastos de la pandemia adquiriendo el equipo de bioseguridad y hacerle frente al año escolar para sostener las clases en línea”, aconsejó Salgado.

Salgado expuso que los padres de familia deberán seguir invirtiendo en una buena conexión de internet previendo que las clases sigan en su modalidad virtual.

Indicó que la ciudadanía debe ahorrar las ganancias extras para el próximo año y darles un manejo adecuado.

En ese sentido, clamó que en esta temporada navideña eviten el uso excesivo de los diferentes mecanismos de financiamiento existentes.

Leve repunte del consumo

Luis Guifarro

A criterio del expresidente del Colegio de Economistas de Honduras, Luis Guifarro, para la temporada navideña habrá un leve repunte del consumo, pero no alcanzará el nivel de volúmenes de ventas necesarios como ocurrieron en años anteriores.

Explicó que la conducta del consumidor está determinada por sus ingresos, pero que en el presente año ha sido perjudicado por la pandemia del COVID-19 y el paso de dos fenómenos naturales en el país.

El economista complementó que el consumidor ante la reducción de ingresos, cambiará su hábito, alterando en los niveles de ventas en los comercios.

“Hay que considerar que los volúmenes de ventas que puedan generar los negocios no se lleguen a cumplir, uno por la caída del ingreso y segundo, que la persona será más cuidadoso en su hábito de consumo”, especificó.

Aceptó que las fechas generan un ambiente festivo que provocará que algunas personas satisfagan su ánimo o represiones debido al confinamiento, pero en cifras inferiores.

En ese sentido, Guifarro pronosticó que esta situación genere un grave problema en el sostenimiento de los empleos en el primer semestre de 2021 en el país, tras el incumplimiento en la generación de ingresos necesarios para mantenerlos.

El economista adicionó que el 2021 será un año electoral que hará que se reduzcan las inversiones en Honduras, debido a que las empresas optan por esperar que se elija un presidente para negociar formas de inversión en una nueva administración.

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte