spot_img

Por:

Asesor presidencial reconoce que adeuda salarios a empleados y denuncia que lo están amenazando

Tegucigalpa – Pedro Joaquín Amador, Asistente Presidencial en Atención a Presos Políticos y Sectores Sociales, reconoció este viernes que si adeuda salarios a empleados de su despacho, que si tienen familiares contratados porque necesita gente de confianza y que ha recibido amenazas de muerte y las mismas podrían venir de los propios empleados.

– El despacho en Centro Cívico estará cerrado porque ahí lo que hay es un ambiente hostil, dijo el defensor de derechos humanos.

– Pedro Joaquín reconoció que recibe 20 mil lempiras por gastos de representación pero que eso no le ajusta para atender sus gestiones.

– No nos importa en qué carro anda, ni cuánto gana, lo que queremos es que nos pague los cinco meses de trabajo, dicen empleados.

En declaraciones a Radio América el funcionario informó que cerró su despacho en el centro Cívico Gubernamental que es cierto que tiene a un hermano empleado como conductor, que además tiene asignado un carro de lujo por la presidencia, pero desmintió que alquila una vivienda de 29 mil lempiras y que se dicen muchas cosas de él solo para desprestigiarlo.

Reconoció que alquila una vivienda por 13 mil lempiras al mes, también tuvo que pagar otros 13 mil como depósito, y esto lo hizo por sugerencias de Casa de Gobierno para garantizar su seguridad. Desmintió que gana 90 mil lempiras y dijo que “es mucho menos que eso”.

“Son mentirosos y difamadores, se trata de un pequeño grupo y por más que les explique no entienden lo que está pasando, si se les debe pero estamos trabajando para solucionar ese tema,  no hay que ser cobardes para levantar una información de la que nadie se hace responsable, soy un hombre de palabra y voy a cumplirles”, externó.

Según Amador, esto tiene un trasfondo más allá de un trabajo, difamador y calumniador, dice tener pruebas y para presentar al Ministerio Público, porque lo que hay es una pugna de poder. “Ya hablé con el expresidente Manuel Zelaya para cancelarles, pero no es posible que me estén acusando de corrupción a mí, si yo no manejo fondos, desde ahí se sabe que es una mentira”.  

Por su parte Renán Zelaya, vocero de los empleados a que les debe más de cinco meses de salario a nosotros no nos importa si anda en burro o en carro, tampoco donde vive o cuando gana, lo que nosotros queremos que es que nos pague, a él dieron instrucciones para que contratara 13 personas y contrató 72, está equivocado y mal asesorado.

“Nosotros estamos declarados en calamidad doméstica, él tiene un grupo de 10 personas que si les están pagando de la Casa Presidencial, a nosotros hace cinco meses nos viene diciendo que nos pagará. En ese grupo de 10 tiene a dos sobrinas y a su hermano. Además una señora Sandra Rivera, tiene empleado a su hijo, nuera y hasta el perro de la casa”, concluyó. JP 

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img