Tegucigalpa – El asesinato del periodista Israel Zelaya Díaz no está ligado al ejercicio de su profesión, según el portavoz del ministerio de Seguridad, Leonel Sauceda.
 

Sauceda dijo a periodistas que, según las investigaciones preliminares, el asesinato de Zelaya Díaz “no fue producto del ejercicio de su trabajo como periodista”.

No obstante, aclaró que equipos de la Policía de Investigaciones continúan con su trabajo tratando de determinar las causas.

Sauceda dijo que las investigaciones de este caso están “bastante avanzadas”.

El jefe de la Policía en San Pedro Sula, Héctor Iván Mejía, dijo, por su parte, que analizan todas las circunstancias de la muerte del periodista.

En declaraciones a periodistas del sector, Mejía dijo que dos equipos de investigación trabajan en este caso, tratando de determinar cuáles fueron las circunstancias que le llevaron a la muerte.

“Tenemos un panorama de que fue lo que sucedió, tenemos un panorama en este caso, ya tenemos avanzado más o menos la situación investigativa”, declaró.

Zelaya Díaz fue asesinado la tarde del martes en San Pedro Sula, en la región norte de Honduras, donde residía junto a su familia, y donde hoy fue sepultado.

El periodista, de 56 años, era parte del equipo del programa “Claro y Pelado”, que se transmite por Radio Internacional.

Hace unos años, Zelaya Díaz sufrió un atentado cuando unos desconocidos le tirotearon el vehículo.

Uno de sus hijos fue asesinado por hombres armados, supuestamente miembros de pandillas.

En abril de este año, él y su familia salieron ilesos del incendio de su vivienda.

Entre febrero del año 1992 y julio de 1995, Zelaya Díaz guardó prisión por el delito de tentativa de homicidio.