spot_imgspot_img

Apremia apertura inteligente para sobrevivir al COVID-19

Tegucigalpa – Honduras entra a su octava semana de confinamiento con toque de queda para la población a causa de la pandemia del COVID-19 y con la economía paralizada en su mayor parte, sin que se avizore cuando se regresará a la normalidad, pero si con la confirmación que cientos de miles de empleos están suspendidos o perdidos.

– La apertura inteligente pasa por protocolos de bioseguridad en los que se contemple la vida como principio fundamental.

Y los expertos sanitarios señalan que todavía no se alcanza el pico de los contagios, con proyecciones encontradas entre ellos, ya que algunos la sitúan a mediados de mayo, otros a junio y no pocos señalan que nos encontraremos en septiembre y la enfermedad continuará con su crecimiento.

El fin de semana, el recuento oficial señaló que se sobrepasaron las 1,000 personas contagiadas, lo que los expertos indican, representa el no retorno y que la pandemia alcanzó su punto en que todo es posible de contaminación.

Gobierno, empresarios y la comunidad médica: salvar la vida es lo primero

Las autoridades permiten la actividad de sectores como alimentos, farmacéutico, banca, supermercados, gasolineras, farmacias, ferreterías, telecomunicaciones y energía, entre otras, pero limita la circulación de las personas de acuerdo con el último dígito de su identidad u otros documentos de identificación.

El Valle de Sula (Cortés y la ciudad de El Progreso), el pulmón económico industrial y comercial del país, junto a Colón y otras pequeñas ciudadesla restricción es más severa, ya que los casos de contagio del nuevo coronavirus y las muertes provocadas por la enfermedad alcanzan tasas mayores que el resto del país.

Apertura inteligente

 7b40a123282270d498594bc14b0176ee L
El presidente Juan Orlando Hernández dijo que hay una campaña y presiones para que se permita la apertura económica.

Pero el dilema para los sectores gubernamentales y privado es cuando se retornará a la normalidad, lo que equivale el regreso al trabajo y con ello la apertura de la actividad económica en todos los sentidos.

El presidente Juan Orlando Hernández se ha quejado de lo que llama una campaña y presiones para que se permita la apertura económica y señaló que su prioridad es la vida de los hondureños.

Pero  miles de hondureños que viven de su actividad diaria, los emprendedores, sectores académicos y empresarios de diversos rubros señalan que se puede regresar al trabajo cumpliendo en extremo con las medidas de bioseguridad y así comenzar con el reinicio de actividades que permitan salvar miles de puestos de trabajo.

El ministro del Trabajo, Carlos Madero, admitió que unos 120 mil trabajadores han sido suspendidos de sus empleos, mayormente del sector maquila.

Pero la cifra solo corresponde a unos cuantos sectores económicos que han hecho el reporte a la Secretaría del Trabajo.

Sinager prepara estudio

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) anunció este domingo que trabajan ya en un análisis estratégico a futuro para una apertura inteligente de diversos sectores de la economía y de la sociedad.

Los especialistas de Sinager trabajarán en conjunto con los responsables de las municipalidades del país para que definan como se puede realizar la apertura y que sectores.

En ese sentido, se pidió a los responsables municipales del Sinager que contacten con las alcaldías, las cámaras de comercio, iglesias, sociedad civil y otros que permitan delinear una hoja de ruta para dicha apertura.

Empleos afectados

El sector de pequeños hoteles, por medio de su presidente Roberto Oseguera señaló recientemente que más de 25 mil personas quedarán sin empleo, si la situación no mejora y los mismos admitieron que para ellos es complejo volver a la normalidad en los próximos meses.

clases viertualesColegios y universidades peligran porque no están recibiendo los pagos

Igualmente, el sector de la educación privada, escuelas, colegios y universidades, señalan de los peligros, ya que no están recibiendo los pagos, pero deben hacer frente a las planillas de los docentes y demás personal.

El sector de la micro, pequeña y mediana empresa por su lado ha denunciado que para abril ya no tenía capacidad de pagar salarios a sus trabajadores y señalaron que mayo será crucial para seguir con vida y enfrentarse a la muerte empresarial.

El empresario Ryan Bernhand, cree que es importante mantener la economía porque las suspensiones de trabajo que ascienden a 500 mil a la fecha se convertirán en empleos perdidos que pueden afectar a más de dos millones de hondureños. “Sino reactivamos la economía con protocolos de bioseguridad, lo que se nos avecina será mucho peor que la pandemia actual que nos está azotando”, señaló.

El empresario Julio Montessi señaló recientemente a la prensa que no pueden seguir sacando dinero para pagar planillas, sin que reciban un solo lempira de ingreso, indicando que es difícil mantener así los negocios.

Se quejó que los empresarios se ven afectados en todos los frentes, ya que no pueden abrir su actividad, les exigen pagar las cargas fiscales, les envían lo que llamó “recibos ofensivos” de la energía eléctrica, de ahí que planteó que la única opción es la reapertura de los negocios.

E indicó que reactivar la economía, cuando sea autorizada, será difícil sin apoyo gubernamental.

Pero hasta el momento, no hay una señal clara de cuando se reiniciarán gradualmente y bajo protocolos de bioseguridad las actividades.

El mundo comienza a abrirse

salirNY
Miles de personas salieron a pasear en Nueva York

La pandemia del COVID-19 ha golpeado virtualmente al mundo entero, 187 países según el recuento de la Universidad John Hopkins, pero buena parte de las naciones afectadas comenzaron a reiniciar sus actividades económicas.

El confinamiento aplicado por los gobiernos comienza a diluirse y en Europa, duramente castigada por la pandemia, ya esta semana inician varios países la apertura de sus actividades normales, pero manteniendo las medidas de bioseguridad en el transporte y en los puestos de trabajo.

Alemania, Holanda, España, Italia y Francia en menor medida ya dieron el visto bueno para que su aparato productivo vuelva a la actividad con la finalidad que el golpe económico no sea mayor.

IgualmenteEstados Unidos ha visto ya como muchos estados regresaron a la normalidad y otros lo hacen esta semana que inicia, ya que la cifra de 36 millones de trabajadores desempleados no es aceptable por el espíritu estadounidense.

Las dos últimas semanas han sido visibles las protestas de las personas en las principales ciudades que exigen a sus autoridades estatales que autoricen el regreso a la normalidad.

Tanto Europa como Estados Unidos están conscientes sus gobiernos que su economía tendrá una fuerte contracción este 2020, pero saben que si no regresan a la normalidad lo más pronto el castigo será mayor.

En Honduras, el sector de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) señala que, de no existir un plan de apertura inteligente, seguida de un fuerte apoyo gubernamental, no podrán seguir con vida y cuando se decidan por fin a abrir la actividad habrá una mortandad de empresas y millones de puestos laborales perdidos para siempre.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,905SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img