spot_img

Amazon, la única gran tecnológica que aún no ha tomado medidas contra Rusia

Por:

Compartir esta noticia:

Madrid.- Amazon es la única gran tecnológica con una capitalización bursátil superior al billón de dólares que aún no ha tomado medidas empresariales en protesta por la invasión rusa de Ucrania.

De hecho, de los cinco grupos empresariales de mayor capitalización bursátil del mundo, Apple, Microsoft y Google (Alphabet), que son la primera, tercera y cuarta mayores, ya han anunciando algún tipo de iniciativa que conlleva una reducción de los ingresos que obtienen de Rusia.

La petrolera saudí Aramco, la segunda mayor empresa cotizada del mundo, y el grupo tecnológico Amazon, la quinta, no han anunciado medida alguna. Esta última ha explicado a Efe que no tiene ningún tipo de presencia física en Rusia ni en Ucrania y su cuota de mercado en comercio electrónico no es comparable con la de AliExpress o la de operadores locales como Ozon.

Lo que sí ha hecho Amazon ha sido impulsar medidas de carácter humanitario y de refuerzo de la ciberseguridad en Ucrania y, de hecho, ha habilitado un blog en el que va dando cuenta de ello.

En cualquier caso, y en cuanto a la adopción de medidas de estrategia empresarial, a día de hoy Amazon es la gran ausente entre el Top-5 tecnológico mundial.

OTRAS AUSENCIAS EN EL RÁNKING MUNDIAL

Entre las 20 mayores empresas capitalizadas del mundo, también se detectan relevantes ausencias en este sentido, como las de Tesla (que ocupa el puesto número 6 de las mayores empresas cotizadas del mundo), Berkshire Hathaway (el hólding empresarial del multimillonario Warren Buffett, en el puesto 7), el fabricante de chips estadounidense Nvidia (9), la financiera JPMorgan Chase (15) o Walmart, la mayor cadena de supermercados del mundo (16).

Por contra, entre las que sí han dado algún paso ya se encuentran Apple, Microsoft, Google, Meta (Facebook, octava firma de mayor capitalización del mundo), TSMC (décima), Visa (décimo cuarta), Exxon Mobil (décimo novena) y Nestlé (vigésima), que han anunciado el cese de sus actividades en Rusia o alguna otra medida empresarial de boicot para expresar su oposición a la invasión rusa.

TECNOLÓGICAS Y COMUNICACIONES

Apple fue de las primeras en tomar medidas al poner en «pausa» la venta de sus productos a Rusia. Además, ha limitado el acceso al sistema de pago Apple Pay y ha dejado de ofrecer cierta información en los mapas de Ucrania de su aplicación Apple Maps, con el fin de proteger la seguridad de los ciudadanos ucranianos.

La tecnológica Microsoft ha decidido también suspender las ventas de sus productos y servicios en Rusia, así como otros «aspectos» de su negocio en ese país, y su presidente, Brad Smith, ha condenado en nombre de todo el grupo la invasión rusa de Ucrania.

Además, asegura que está colaborando con los gobiernos de EE.UU., la Unión Europea y el Reino Unido para cumplir con las sanciones impuestas a Moscú, además de proteger la ciberseguridad de Ucrania.

Google también se ha sumado a las medidas para aislar a Rusia al suspender su negocio publicitario en ese país tras paralizar anteriormente sus anuncios en los contenidos producidos por medios estatales.

El propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió la semana pasada en el discurso del Estado de la Unión el cese de todas las actividades de Google y Amazon para poder sumergir a Rusia en un «invierno tecnológico».

Meta (la antigua Facebook) anunció que restringiría la presencia de la cadena de televisión y las agencia rusas en sus redes sociales, como Facebook, Instagram y WhatsApp, aunque el regulador ruso decidió también bloquear la red social en su territorio.

Además, la coreana Samsung detuvo los envíos a Rusia el pasado viernes, han informado varios medios, al tiempo que el fabricante de semiconductores TSMC ha dicho que no exportará chips a Rusia.

FINANZAS Y CONSUMO

En el ámbito de financiero, Visa, Mastercard y American Express han suspendido también operaciones en Rusia «a la luz del ataque continuo e injustificado (de ese país) contra el pueblo de Ucrania», en palabras de la última de ellas, de manera que todas sus tarjetas ya no funcionan en ese país.

Esto significa que las tarjetas emitidas fuera de Rusia no podrán usarse para hacer compras ni sacar dinero dentro del país, aunque los ciudadanos con tarjetas emitidas en el país sí podrán comprar dentro de Rusia, aunque sus transacciones se harán a través de otras redes.

La decisión de las tres plataformas se produce una semana después de que Estados Unidos y la Unión Europea (UE), junto a otros socios occidentales, acordaran sacar a «determinados» bancos rusos del sistema internacional Swift, lo que acentúa la desconexión rusa del sistema financiero internacional.

El sistema de transacciones Swift es la base del sistema financiero global y lo usan 11.000 bancos en 200 países o territorios para poder hacer transferencias.

Además, la empresa de alimentación suiza Nestlé también ha detenido su producción en Ucrania, al tiempo que la petrolera estadounidense ExxonMobil ha anunciado que no invertirá en nuevos proyectos en Rusia y que está «dando pasos» para salir de su último negocio de producción, ubicado en Sajalín y que opera en nombre de un consorcio de empresas japonesas, indias y rusas.

La petrolera ha empezado «el proceso de interrumpir las operaciones» en la plataforma de petróleo y gas, donde participa con un 30 % y que después de 25 años supone una de las mayores inversiones directas internacionales en Rusia. 

(ir)

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img