Almagro pide a la OEA «defender a un pueblo que necesita voz» en Venezuela

Washington- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió hoy a los 34 países miembros que apliquen la Carta Democrática a Venezuela para «defender a un pueblo que necesita voz» y «para mantenerse del lado correcto de la historia».

«El Consejo Permanente debe mantenerse del lado correcto de la historia y defender a un pueblo que necesita voz. Solo volviendo a un ejercicio legítimo y responsable del poder, podrá Venezuela volver a la senda de la paz y de la prosperidad», afirmó Almagro en la presentación de su informe sobre Venezuela.

«El Consejo Permanente debería adoptar las medidas necesarias para abordar la crisis humanitaria inédita e innecesaria en Venezuela. Debería expresarse respecto a los presos políticos y los persistentes informes de tortura. Debería apoyar la voluntad del pueblo venezolano en su solicitud de un referendo revocatorio», agregó.

Almagro quiso dejar claro que rechaza cualquier intento de intervención en Venezuela, de lo que le acusa el Gobierno de Nicolás Maduro, y aseguró que «el objetivo hoy no es castigar ni sancionar a Venezuela».

«Estamos aquí para apoyar a un Estado miembro y ayudarlo a volver al camino de la democracia, en ese sentido apoyo la idea de que se constituya un grupo de países amigos de la OEA», dijo, en alusión a la propuesta que hizo el martes Argentina para que la organización acompañe la mediación de diálogo que lideran tres expresidentes con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Almagro pidió al Consejo que vote hoy a favor de que «se lleve a cabo en Venezuela antes del final de 2016 el referendo revocatorio previsto en la Constitución, y se libere de inmediato a todos los presos políticos».

«Que el Poder Ejecutivo cese de inmediato sus esfuerzos por desconocer a la Asamblea Nacional elegida democráticamente y que se implementen y apliquen todas las leyes que han sido aprobadas por la Asamblea Nacional», indicó.

Almagro pidió además que «se nombre a un nuevo Tribunal Supremo de Justicia a través de un proceso transparente acordado conjuntamente por los poderes Ejecutivo y Legislativo del Gobierno».

«Que se establezca un ente independiente para combatir la corrupción, compuesto por expertos internacionales, facultado para hacer frente a la situación financiera en Venezuela», añadió.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, se ausentó del Salón Bolívar, donde se celebra el Consejo, una vez comenzó a hablar Almagro y tras perder una votación con la que intentó que no se celebrara la sesión.

Venezuela perdió por 20 votos frente a 12, y se produjeron 2 abstenciones, lo que evidenció la influencia mermada de Caracas en una región donde los equilibrios políticos están cambiando.

Votaron a favor de que se celebrara la sesión 20 países: Uruguay, Surinam, Paraguay, Perú, Panamá, México, Jamaica, Honduras, Guyana, Guatemala, EE.UU., Costa Rica, Colombia, Canadá, Chile, Brasil, Belice, Barbados, Bahamas, y Argentina.

Votaron en contra San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, República Dominicana, Nicaragua, Haití, Granada, El Salvador, Ecuador, Dominica, Bolivia, Venezuela y Antigua y Barbuda.

Se abstuvieron Trinidad y Tobago y Santa Lucía.

Tras el informe de Almagro, todas las delegaciones toman la palabra para expresar sus consideraciones al respecto, sin que se sepa todavía si hoy se votará si la organización prosigue con el proceso gradual de la Carta Democrática, que podría llevar a una misión diplomática (18 votos de embajadores) o, en último lugar, a la suspensión de Venezuela del organismo (24 votos de cancilleres). 

Más temprano informabamos 

Venezuela pierde la votación y la OEA inicia sesión de Carta Democrática

Washington.- Venezuela perdió hoy por 20 votos a favor, 12 en contra y 2 abstenciones la votación para cancelar la sesión de hoy en la OEA sobre si se le aplica la Carta Democrática, con lo que dio inicio acto seguido la reunión.

Venezuela había pedido votar contra el único punto del orden del día, el informe del secretario general, Luis Almagro, sobre Venezuela y la aplicación de la Carta Democrática, a lo que se opone rotundamente Caracas. 

Venezuela perdió por 20 votos frente a 12, y se produjeron 2 abstenciones.

Votaron a favor de que se celebrara la sesión 20 países: Uruguay, Surinam, Paraguay, Perú, Panamá, México, Jamaica, Honduras, Guyana, Guatemala, EE.UU., Costa Rica, Colombia, Canadá, Chile, Brasil, Belice, Barbados, Bahamas, y Argentina.

Votaron en contra San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, República Dominicana, Nicaragua, Haití, Granada, El Salvador, Ecuador, Dominica, Bolivia, Venezuela, y El Salvador.

Se abstuvieron Trinidad y Tobago y Santa Lucía.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, había rechazado la celebración de la sesión nada más abrirse y pidió su cancelación por considerarla «un golpe de Estado» contra su Gobierno.

«Con esta sesión se está dando un golpe de Estado en esta organización para favorecer el derrocamiento del Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro ¿A dónde hemos llegado? ¿Qué puertas estamos abriendo? ¿Qué precedentes estamos sentando?», afirmó Rodríguez nada más abrirse la reunión.

El Consejo Permanente, que reúne a los embajadores de los 34 Estados miembros, comienza siempre con la aprobación del orden del día, que hoy solo tiene el punto del debate de la Carta Democrática, y al que se opone Venezuela.

Primero, Almagro va a presentar el crítico informe de 132 páginas que publicó el 31 de mayo sobre Venezuela, con el que invocó el artículo 20 de la Carta Democrática, que le autoriza a él o a cualquier Estado miembro a convocar un Consejo Permanente cuando considere que en un país «existe una alteración constitucional que afecta gravemente al orden democrático».

Serán necesarios 18 votos de los embajadores en la OEA para iniciar el proceso gradual de la Carta, que puede desembocar en una misión diplomática de mediación, mientras que solo con 24 puede convocarse una reunión urgente de cancilleres.

En ese encuentro de máximo nivel, serán necesarios los votos de 24 cancilleres para suspender a Venezuela del organismo, algo del todo improbable por los férreos apoyos que aún conserva Caracas en la región y que solo ocurrió con la crisis politica  generada en Honduras en 2009. 

Lo + Nuevo

22,248FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte