spot_imgspot_img

Alemania entera vibra por la Mannschaft, pese al pronóstico del pulpo Paul

Berlín- Alemania entera, incluida su canciller, Angela Merkel, vibra entre la semifinal del Mundial de Sudáfrica contra España, en que los alemanes aspiran a tomarse la revancha por la derrota en la Eurocopa de 2008 y a conjurar pronósticos del pulpo Paul, el oráculo más famoso del país, favorables a los españoles.
 

Las «millas del aficionado» de todo el país están preparadas para recibir hoy a las multitudes comparables con las que se vivieron en el Mundial de Alemania de 2006, en que solo en Berlín se llegaron a concentrar un millón de personas.

El recinto ante la Puerta de Brandeburgo y a lo largo de medio kilómetro de la Avenida 17 de Junio recibió casi medio millón de espectadores en el partido de cuartos de final contra Argentina en que la «Mannschaft» de Joachim Löw se apuntó la victoria por 4:0.

Se espera para el encuentro de hoy una conjunción de emociones pareja, que pueden ir de la euforia a la desolación según se decante el resultado.

Las pantallas, grandes o pequeñas, se extienden por todo el país, de norte a sur y de este a oeste, y en todo tipo de locales, desde bares de barrio a incluso iglesias, piscinas públicas, parques, a orillas de lagos, casas «okupas» o cervecerías convencionales.

Los titulares de prensa aluden al término «revancha», por la victoria española en la final de la Eurocopa de 2008 frente a Alemania, y a los peligros de la selección de Vicente del Bosque.

Asimismo se recuerda el carácter de la nueva «Mannschaft» de Joachim Löw, donde lo común es el origen inmigrante, sea entre los «veteranos» como Lucas Podolski a Miroslaw Klose -ambos de raíces polaca- o las revelaciones, como el germano-turco Mesut Özil.

La selección de Löw es el reflejo de la sociedad actual alemana, ha repetido insistentemente Merkel, quien fue presencia habitual en los estadios del Mundial alemán y a la ahora se vio de nuevo vibrar en el graderío, en el partido contra Argentina.

Merkel pronosticó una victoria de los de Löw frente a España por 2:1. El rival de Alemania es «una muy buena selección», dice, pero Alemania es un «claro aspirante» a levantar la Copa del Mundo.

La canciller repitió así su pronóstico de victoria alemana por 2:1 anteriormente lanzado para los partidos contra Inglaterra, en octavos, y para Argentina, en cuartos.

Merkel parece así impasible al desasosiego provocado en muchos de sus compatriotas por el pronóstico, ayer, del oráculo futbolístico más apreciado del país, el pulpo Paul, que se decantó por España.

Paul, del acuario Seelife de Oberhausen (oeste de país) eligió, ante varios equipos de televisión, que transmitieron su intervención en directo, un molusco que estaba en el contenedor con la bandera española y lo devoró, despreciando en cambio el depositada en el contenedor con la bandera alemana.

Hasta ahora, Paul ha acertado en todos sus pronósticos sobre los partidos de Alemania en este Mundial. No obstante, en la final de la Eurocopa 2008 se equivocó al pronosticar una victoria alemana.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,889SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img