spot_img

Como “zona de guerra” lucen varias colonias tras afectación geológica

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Al menos tres colonias capitalinas fueron terriblemente afectadas por una falla geológica en la capital hondureña. Se trata de una vulnerabilidad extrema que obliga a casi 200 familias a dejar sus casas para buscar techos seguros.

– El nerviosismo se apodera de los vecinos de la zona porque no saben hasta donde se van a extender los derrumbes y claman ayuda.

– La colonia Guillén, Nueva Santa Rosa y Cerrito Blanco, lucen como zonas de guerra.

La situación dramática golpea a este sector compuesto por las colonias Guillén, Nueva Santa Rosa y Cerrito Blanco, por donde pasa una prolongada falla geológica que ha causado estragos en esta populosa zona de la capital hondureña.

La tierra tronaba y los postes del tendido eléctrico fueron pasto de cortocircuitos. La gente gritaba despavorida y decenas de personas no pudieron conciliar el sueño la noche del jueves tras las intensas lluvias que provocó la afectación de más de 50 viviendas.

Un enorme hoyo se formó en el lugar donde hace unas horas había viviendas, mientras medio centenar de casas corren el riesgo de sucumbir ante la impresionante falla.

Los afectados tuvieron que salir de sus casas este viernes. Otros simplemente se niegan a abandonar lo que ha sido sus hogares en los últimos años.

Así lucen las zonas afectadas por la falla.

La asistencia de las autoridades municipales y gubernamentales ha sido prácticamente nula. Solamente les sugieren abandonar sin proponer algo más duradero para los afectados.

Efectivos de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas comandaron las multitudinarias evacuaciones. Solados y agentes trasladaron en sus espaldas lo que los afectados pudieron rescatar en la tragedia que los dejó sin techo.

La zona declarada en alerta en la colonia Guillén, pasa a lugar de “desastre” porque se sigue ampliando el deslizamiento, confirmó este viernes el alcalde Jorge Aldana tras reunión de emergencia con los Comités de Emergencia local.

«Hemos planteado la declaratoria de zona de desastre, se ha venido moviendo la placa de deslizamiento», anotó el edil capitalino.

«Recién terminamos sesión de corporación municipal y hemos declarado zona de desastre colonia Guillén, Nueva Santa Rosa y alrededores».

Los Comités de Emergencia se reunieron de emergencia para tomar decisiones sobre los proyectos de reubicación de los habitantes de la colonia Guillén, adicionó.

Siguen los derrumbes en la colonia Guillen.

Son más de 50 familias las que faltan por evacuar y que siguen en la zona de riesgo y se les pide que atiendan la instrucción de abandonar las viviendas porque están en riesgo hasta de perder sus vidas, y esa es la situación que se quiere evitar, indicó.

La calle principal de la colonia Nueva Santa Rosa prácticamente desapareció luego de las últimas lluvias registradas. Los relatos de los pobladores son dramáticos, piden asistencia por parte de las autoridades y el gobierno central.

El edil agregó que hoy se habilitarán tres albergues más para totalizar seis centros de refugio abiertos para acoger a los habitantes de la colonia Guillén, donde han continuado los derrumbes.

La zona parece que ha sido bombardeada.

(LEER) Alcalde Aldana propone habilitar 500 casas de Ciudad Mateo para afectados por falla geológica

Relatos duros

Doña Eleucadia, dijo que tiene 40 años de vivir con lágrimas y su voz entrecortada, comentó que se sale y va a buscar posada donde sus familiares por el Zamorano y con gran esfuerzo con préstamos logró hacer su casa “y de la noche a la mañana ahora quedó en la calle”, añadió entre sollozos.

Doña Gloria, otra vecina pidió auxilio a todas las autoridades de los cuerpos de socorro, porque anotó que muchas familias, están con sus pocas pertenencias en la calle y no se pueden mover porque no han llegado carros que los transporte.

Uno de los miembros de las Fuerzas Armadas que se encuentra ayudando en la zona explicó que «Las casas se han movido, se han deslizado de la parte más alta de la colina y eso va a deslizar hasta abajo, por eso estamos evacuando».

Muchos vecinos están al borde de un colapso nervioso, al ver como las casas se están desmoronando, porque el derrumbe es un efecto dominó, añadió. LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img