spot_imgspot_img

Agroexportadores se quejan de la falta de sistematización en venta de bienes no convencionales

Tegucigalpa- Los agroexportadores se quejaron este domingo por la falta de un proceso sistemático para identificar los obstáculos que encara ese sector en la venta de bienes no convencionales en el exterior.

El presidente de la Federación de Agroexportadores de Honduras (FPX), Medardo Galindo, señaló que los costos se han ido arriba y los márgenes de utilidades por esas actividades tienden a ser menores.

Señaló que no hay un proceso sistemático para identificar los obstáculos que encara el sector dedicado a la venta de bienes no convencionales en el exterior.

Galindo aseguró que la exportación de productos no tradicionales enfrenta riesgos más complejos.

Explicó que la exploración de mercados es más difícil y los productores hondureños se han quedado rezagados en cuanto a su capacidad de competitividad.

Agregó que sumado a esas condiciones de desventaja, los agroexportadores se encuentran con que las exigencias de los importadores se han extendido a una serie de prácticas de inspección y verificación que además de ser rigurosas, son muy caras.

Denunció que también son víctimas de detenciones automáticas. “Cuando llegan los contenedores a los puerto de Estados Unidos los inspeccionan y cada contenedor cuesta 600 dólares y eso corresponde a una erogación millonaria para los productores”, argumentó Galindo en declaraciones a la radioemisora HRN.

“Son factores que afectan, pero se han tomado medidas como la contratación de inspectores de Senasa (Servicio de Sanidad Agropecuaria) para evitar ese tipo de problemas”, arguyó.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Económico, Alden Rivera, justificó que el gobierno realiza importantes esfuerzos para apoyar a los exportadores de productos no tradicionales.

Según el funcionario, el sector agroexportador necesita mayor apoyo del gobierno, porque todavía están pequeños en comparación con otros rubros.

“Las trabas que ellos se quejan las tienen todos los productos al momento de ingresar al mercado extranjero”, aseguró.

Anunció que el Ejecutivo lanzará un programa de promoción de exportaciones.

“Para este mes está previsto que entre en operación un programa de incentivo en Choluteca para los rubros del melón, sandía y tilapia”, detalló.

En junio se instalará una oficina dedicada a respaldar las actividades productivas en Comayagua y un proyecto similar será puesto en práctica en San Pedro Sula, informó.

A juicio del experto en tratados comerciales y asesor del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Enrique Mejía Uclés, las dificultades que enfrenta el sector agroexportador es simple y se resume a que el gobierno no tiene una política clara de exploración de mercados y de colocación de productos en esos nichos.

Agregó que los informes de los exportadores señalan que el año anterior hubo una producción de dos millones de toneladas; y de este conjunto, el 50 por ciento corresponde a bienes no tradicionales, traducido en más de mil 500 millones de dólares.

Las cifras oficiales establecen que Honduras coloca en el exterior un promedio de nueve mil millones de dólares anuales en productos agrícolas, de los cuales el 10 por ciento pertenece a una lista de 19 rubros no tradicionales.

Pero el país importa alrededor de 11 mil millones de dólares, lo que arroja un déficit en la balanza comercial de alrededor de dos mil millones de dólares.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,616SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img