spot_imgspot_img

Disturbio tropical provocará olas hasta de siete pies y acumulado de 100 milímetros

Tegucigalpa – El jefe de Alerta Temprana de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Juan José Reyes, informó este viernes que el disturbio tropical número 14, provocará acumulados de hasta 100 milímetros y olas de seis a siete pies, por lo que se deben tomar las precauciones del caso, principalmente en los departamentos bajo alerta verde.

Recordó que desde ayer, desde las 7:00 de la noche entró en vigencia una alerta verde por 48 horas para los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Islas de la Bahía y Atlántida, sin embargo, se están haciendo análisis cada período de tiempo por parte del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), y eso permitirá visualizar si es necesario adherir otros departamentos a la alerta o dejar sin efecto la misma, pero todo va a depender del comportamiento de la depresión tropical número 14.

Indicó que se han tenido reportes de lluvias en el departamento de Gracias a Dios, donde las precipitaciones se han presentado durante toda la noche, aunque no hay novedades acerca de daños o pérdida de vidas humanas, a excepción de una embarcación pesquera que se encuentra a la deriva frente a las costas de la Mosquitia hondureña.

Detalló que se está monitoreando el oleaje y los vientos rachados y el nivel de lluvias y la vigilancia completa que se ha hecho indica que la situación hasta este momento es manejable.

Reyes apuntó que según los análisis los acumulados de lluvia que podría provocar el fenómeno atmosférico, podrían ser de hasta 100 milímetros concentrándose principalmente en la región de la Mosquitia y en los departamentos de Colón e Islas de la Bahía y con menor intensidad en Atlántida.

No se descarta que las bandas nubosas de la depresión tropical puedan afectar a otros departamentos y regiones del país donde habría que estar monitoreando los acumulados y lo que podría provocar el aumento del caudal de los ríos que atraviesan el litoral Atlántico del país como el río Aguán.

Añadió que las olas podrían elevarse hasta entre seis y siete pies, lo que representa un oleaje bastante alto para embarcaciones de mediano y bajo calado y de hecho la Dirección General de la Marina Mercante ha emitido un comunicado para restringir la salida de botes de bajo calado.

Apuntó que esas embarcaciones podrían correr la misma suerte que el bote pesquero que se encuentra a la deriva y cuya tripulación se espera sea rescatada a la mayor brevedad posible.

Reyes recordó a la población que estamos en temporada de lluvias y temporada ciclónica por lo que se deben tomar medidas preventivas como limpiar cunetas, tragantes, podar árboles y asegurar techos, a fin de evitar pérdidas de valiosas vidas humanas.

Pidió a los gobiernos municipales, que si es necesario evacuar personas, en los albergues se deben tomar las medidas de bioseguridad como el uso de mascarillas para que no se conviertan en focos de contaminación del COVID-19.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img