spot_imgspot_img

7 mil hectáreas de bosque en Olancho se incorporan a la forestería comunitaria

Olancho- Las comunidades de El Coyol, San José del Pataste, Potrerillos, La Suncuya en el municipio de Manto y las comunidades Ojo de Agua, Portillo Pelón y El Bebedero del mismo municipio en el departamento de Olancho se incorporan a la forestería comunitaria.

– 320 familias se benefician de esta iniciativa, que está impulsada por el Programa Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal (CliFor), financiado por la Unión Europea (UE) el Gobierno Alemán (BMZ) y el Estado de Honduras y ejecutado por el Instituto de Conservación Forestal (ICF).

“Hay un avance en la gobernanza forestal y la forestería comunitaria es indudablemente una experiencia de éxito. Con el apoyo de los cooperantes, el ICF ha logrado la protección de los recursos forestales y el aprovechamiento racional de los bosques en las regiones donde se aplica esta política forestal”, comentó Rolando Salgado, Jefe Regional del ICF en Olancho.  

Los datos y estadísticas hablan por sí mismos. Donde se practica la forestería comunitaria, la tala ilegal de madera se reduce considerablemente y los incendios forestales para el año 2017 han sido menor que el uno por ciento. Además, se generan empleos temporales en zonas, donde generalmente la mayoría de la población está excluida del mercado laboral.

Por lo tanto, hay muchas comunidades que buscan integrarse a la forestería comunitaria. Con la reciente entrega de dos contratos de manejo forestal para la Cooperativa Agroforestal “La Presa” con 1,877 hectáreas y 5,178 hectáreas para la Cooperativa Agroforestal “Todos Podemos” despierta entre los pobladores mucha esperanza: “Nos sentimos sumamente contentos con el apoyo que nos ha brindado el Programa CliFor, el ICF y la Federación Luterana Mundial. Para nosotros es un logro de obtener este contrato de manejo forestal para conservar nuestros bosques y fuentes de agua. Nos han ayudado también con la entrega de semillas, arboles maderables y la asistencia técnica en nuestras parcelas”, comentó el Presidente de la Cooperativa Agroforestal “Todos Podemos”, José Francisco Escobar.

En el pasado el departamento de Olancho ha sido una de las regiones más afectadas por la plaga del gorgojo y los incendios forestales. Con la aplicación de la forestería comunitaria en las siete comunidades en el municipio de Manto, se busca lograr un equilibro en la conservación de los recursos forestales y el aprovechamiento sostenible del bosque olanchano.

“Con este documento del contrato de manejo forestal nos sentimos protegidos, es una herramienta en nuestras manos para defender nuestros recursos forestales. Al mismo tiempo tenemos un gran compromiso para que la forestería comunitaria funcione en nuestras comunidades”, expresó la Presidenta del Consejo Intercomunal Ojo de Agua, Dilcia Matute.

Las cooperativas agroforestales de “La Presa” y la “Todos Podemos” han recibido asistencia técnica para empoderar y fortalecer sus capacidades para mejorar sus condiciones de vida. Además, se han impulsado actividades microempresariales. En todo Olancho ya son 18 grupos agroforestales que se han integrado a la forestería comunitaria a través del Programa CliFor.

El esfuerzo humano de las comunidades, a través de las cooperativas agroforestales, el apoyo técnico del ICF y de la Cooperación Alemana y la ayuda financiera de la Unión Europea son los fundamentos para una eficiente protección de los valiosos recursos forestales y un aprovechamiento racional de los mismos. Así se benefician económicamente pobladores en zonas, que por su ubicación y difícil acceso, hasta el momento no han sido sinónimo de prosperidad y desarrollo sostenible.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,739SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img