spot_img

50 artistas ucranianos exponen en Roma la vida más allá de la guerra

Por:

Compartir esta noticia:

Roma – La obra de 50 artistas ucranianos contemporáneos reunidos desde hoy en la exposición «The Captured House» en Roma anima al público a reflexionar sobre el conflicto más allá de los horrores de la guerra, para centrarse en la vida, la Humanidad y la voluntad de idear una nueva Europa conjunta.

«La exhibición es sobre la guerra pero, por encima de todo, es sobre la catástrofe humanitaria que está sucediendo. Quiero enseñar cómo la vida de la gente ha cambiado. No se verán las armas o la agresión, sino la reacción humana y la vida», explicó a Efe la comisaria de la muestra, Katya Taylor.

Cerca de 200 obras se expondrán hasta el 16 de junio en el hub cultural romano WeGil, documentando a través de distintas disciplinas artísticas como la pintura, la fotografía, el grabado y la tela, este conflicto bélico que estalló el 24 de febrero con la invasión de las tropas rusas.

Fue en ese momento cuando la mayoría de los artistas ahora expuestos comenzaron a pintar, «algunos como forma de terapia y otros para expresar su posicionamiento ante la agresión militar», creando una enorme cantidad de obras que Taylor decidió reunir y dar a conocer, junto a la historia personal que había detrás.

La interpretación del conflicto, la crítica al presidente ruso, Vladímir Putin, el retrato de los refugiados y la opresión del pueblo ucraniano a lo largo de los años son algunos de los temas que plasman las obras de Alevtina Kakhidze, Vlada Ralko, Evgeniy Maloletka y Masha Shubina, entre otros.

En el caso del escultor Oleksii Zolotariov, el conflicto le obligó a cambiar su disciplina ante la imposibilidad de esculpir, encontrando una nueva forma de terapia en la pintura abstracta que le permitió expresar lo que sentía y trabajar «con la gran cantidad de información que llegaba», describe a Efe el ucraniano.

Las obras de estos artistas son un retrato de la fortaleza de esta sociedad, que, como apunta la comisaria, «no busca que los otros sientan lástima, sino que se sientan orgullosos de los ucranianos, que ahora luchan por toda Europa».

«Quiero enseñar que nuestra nación es fuerte, que encontró el mal y que está intentando salvar su vida, pero también la de los animales y, sobre todo, mantener la humanidad», agregó Taylor.

La organizadora de esta muestra, que cuenta con el apoyo del Gobierno de Ucrania y de la región romana del Lacio, subrayó que el arte también es un medio de crítica hacia los políticos europeos, que a pesar de la ayuda hacia el pueblo ucraniano siguen comprando gas ruso, «alimentando el mal».

«La guerra no acabará con una bonita conversación o en el frente de la batalla. Queremos aclarar a toda la gente de Europa que la guerra vendrá aquí si no la paramos en la frontera ucraniana», apuntó.

El sentido de Humanidad no solo se ve reflejado en el arte sino también en distintos elementos domésticos que un superviviente cedió de su casa, que fue quemada durante los primeros días de la guerra.

De esta forma, el público se encontrará con una tabla de planchar quemada, un radiador, una puerta y una bicicleta calcinada, elementos que conectarán la exposición con una guerra que muchos sienten lejana pero que sigue en curso.

Taylor señaló la puerta quemada como un sintetizador del mensaje de la muestra: «Es un símbolo de esperanza, en un sentido bastante extraño y horrible. Queremos que todo el mundo que salga de la exhibición lo haga a través de esta puerta saliendo a su Europa segura, pero viendo que el mal está muy cerca». AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img